Ir al contenido principal

Despistes y Franquezas

¿Qué es este intervalo que hay entre mí y mí?
FERNANDO PESSOA 
(Tomado del libro de Mario Benedetti, "Despistes y Franquezas")


Esta semana decidí actuar en mi vida como la edad que tengo, que en una semana serán 58 años (#cincuenta y ocho# escribíamos en los cheques), y en el trabajo como los años que llevo trabajando, 36 (#treinta y seis#).

A partir de ahora, nada de correr arriba y abajo, de aguantar las noches y días como cuando tenía 30, nada tampoco de agachar la cabeza como quien tiene 80, nada de asumir como mío lo que me cuentan mis alumnos de 14.

La semana pasada fue una semana de despistes: un día fue una llave, otra una carpeta, otra una conversación olvidada. Una semana de subidas y bajadas, de cambios de aula cada hora, de reuniones incomprensibles, de extrañezas, de sudores y de fríos, de sonrisas y miradas glaciales, de esfuerzos y cansancio excesivo, de toses y ronqueras, de calima y ojos llorosos.

Lo que tiene esta profesión de docente, quizás ocurra en otras, no lo niego, es que cada año tienes un año más y tus alumnos los mismos. Cuando empecé en esto no llegaba a los 30, apenas el doble que mis alumnos, y ahora cuatruplico su edad, y aunque no sea este trabajo igual al de otros campos, el tiempo pasado trabajando, más de treinta años ya, es el mismo, y mis canas, mis venas, mi piel, mi voz, mis huesos y músculos, mi cerebro, tienen ahora el doble de años que cuando empecé.

Y eso se nota. Lo noto.

Cierto que hay sesentones, y hasta octogenarios, que corren maratones, pintan cuadros, dirigen orquestas y tantas otras cosas, pero en mi opinión nunca podrán decir que lo hacen como si tuviesen 30 años. Su reto, su esfuerzo actual es personal, contra sí mismos, contra su yo de hoy, contra su edad actual y sus posibilidades personales.

Cierto es que para mí el mes de noviembre, que comienza con el recuerdo a quienes ya no están, continúa con los cada vez más normales decesos y despedidas a quienes tienen mi edad, y culmina con la anual cita con mi cumpleaños, me lleva periódicamente a estas reflexiones.

Pero aún así, armado de franqueza, solicito que no me pida nadie nada que no pueda hacer alguien de mi edad, al ritmo de mi edad, con la mente y despistes de mi edad, con las (des)ilusiones de mi edad. 

Y de ese modo, compitiendo solamente con mi yo de ahora, posiblemente sea yo así más feliz y más útil.





Comentarios

Toni Solano ha dicho que…
Menos mal que no olvidas las contraseñas de blogger: eso garantiza que podremos seguir leyéndote unos años más. Un abrazo, amigo.
Pedro Villarrubia ha dicho que…
Gracias, Toni.
Pero olvidarlas las olvido, es mi ordenador y Google los que me las recuerdan. ;)
En todo caso por aquí seguiré, y quién sabe, quizás la jubilación, si llega, me haga escribir más.
Un fuerte abrazo también.

Entradas populares de este blog

27 opciones para crear avatares online

Buscando opciones que permitiesen "potachovizar" o "primaverizar" online… (adelanto que no encontré ninguna, me temo que tendría que aprender a programar en Flash o HTML5 para conseguirlo) encontré sin embargo muchas opciones para elaborar avatares online, que he dividido en cuatro categorías y que paso a compartir.
Muchas de estas webs que menciono requieren registrarse en ellas para seguir todo el proceso de creación del avatar. No en todos los casos lo he hecho, por lo que los resultados finales sólo los apreciarán quienes hagan eso. Saben que, como en casi todo, la práctica nos permite aprender y decidir mejor.
Para quienes tengan prisa, resumo aquí los 27 recursos con sus enlaces a sus webs. A continuación los desarrollaré un poquito y los ilustraré con una captura de pantalla: 1. Avatares gráficos (13): DoppleMe, Zwinky, Otaku Avatar Maker, Portrait Illustration Maker, Portrait Mail, Digibody Caricature Maker, Picasso Head, Create Your Simpsons Avatar, SP-Studi…

El Día de los Finados en Canarias

Hace dos años escribí un post, "Noche de difuntos y no el jalouiin de las ... narices"
y antes, "Pedagogía de la muerte ¿otra asignatura pendiente?"

Es posible que ya haya escrito todo lo que soy capaz de escribir sobre este tema, pero esta semana, mi hija, a un par de semanas de cumplir 8 años me pidió que le buscara información sobre "el día de los finados" para llevarlo a su clase.

Rescaté un viejo texto que usaba en clase, escrito hace ya hace unos años, partiendo de datos que encontré y de otros que me proporcionó mi compañera de Filosofía, Soraya Betancor. Lo comparto aquí, y la imagen-poster que le dí a mi hija para clase:

.................................................................................

EL DÍA DE LOS FINADOS

Hoy, hay gente que le llama "Halloween", que en inglés es una contracción de "All Hallows Eve", o Víspera de Todos los Santos, pero este día ya se celebraba en Canarias como el día de los finados o "finaos&q…

Un discurso en 3 palabras

El 15 de junio unas alumnas mías me pidieron que dijese unas palabras en la orla de 4º ESO de mi centro, el IES El Rincón.
"No soy de muchas palabras", les advertí, pero ellas sonrieron y me dijeron "por favor…"
Así que aquella tarde, con tres sobres en el bolsillo, un pendrive que entregué, un tablero de madera con un papel en él, que dejé a mis pies, subí al escenario del patio, donde normalmente celebramos las orlas, siempre suplicando que no llueva ni antes, ni durante, ni después, ante mis alumnos, sus padres y familiares y mis compañeros. Aquella tarde, casi ya noche, estuvo clara y despejada.
De lo que dije no puedo dar mucha fe. Normalmente soy yo quien grabo estos eventos, y allí arriba, por razones obvias, no pude. Si sé que el discurso gustó, y me felicitaron por él mis compañeros y alumnos, y tal fue así que en días posteriores quienes no pudieron escucharlo me pidieron que se lo repitiese. Como en aquel discurso no había un texto sino un breve guión co…