jueves, 12 de noviembre de 2015

Carta a una Editorial

Hace unos días, la gran Lucía Álvarez, compañera y amiga, me indicaba en Facebook que una imagen mía aparecía en un libro de texto de Plástica sin mencionar mi autoría.

Tras comentarlo yo en Twitter, la editorial contactó conmigo y me envió un correo manifestando, entre otras cosas, que "…sentimos mucho el fallo y, por supuesto, en la próxima reimpresión del libro lo corregiremos".

Hoy, pasados unos días, me he sentido con fuerzas para contestar, y he escrito estas palabras que ahora comparto en mi blog:

Hola, 

Lamento la tardanza en contestar. He preferido dejar pasar unos días antes de hacerlo.

Ángeles Saura, que fue la promotora de las "exposiciones enredadas", estaba muy contenta al enterarse de que se mencionaban las exposiciones “Avatares 2.0" en su libro de texto.

Yo colaboré desinteresadamente con Ángeles Saura varios años, de 2010 a 2013 en el diseño de los carteles de las distintas exposiciones que se realizaron por todo el mundo, desde Madrid a Cuba, de Portugal a Estados Unidos, Italia, Colombia, Venezuela... 

Ella misma utilizó en 2011, mencionando oportunamente mi autoría, parte de un cartel mío en la portada de su libro “Innovación educativa con TIC en Educación Artística, Plástica y Visual”.

Yo, por mi parte, estoy menos contento, porque creo que no se trató exactamente de un “fallo”, ya que en la imagen consta la autoría del cartel, y seleccionar una parte del mismo no exime de la cortesía de reconocer el autor.

Por otro lado, si no es por una muy amable amiga, Lucía Álvarez, no me hubiese enterado (a mi centro no nos ha llegado su libro de Plástica) ya que ustedes tampoco se tomaron la molestia de comunicármelo (no es difícil localizarme en Internet, basta hacer una búsqueda por “pvillarrubia” o “pvillarrubia avatares” si se esfuerzan por encontrar más, y hubiesen hallado bastante sobre mí, o si no, a través de la propia Ángeles Saura. Quizás sabiéndolo yo mismo podría haberles facilitado una imagen a mayor resolución, o ayudarles en la selección de parte de la misma.

En un trabajo desinteresado como aquel que hice para una amiga y por el mismo Arte la única compensación que uno pide es el reconocimiento de la autoría de la imagen, y si además su libro trata sobre la Plástica, materia que imparto desde hace muchos años, esa omisión es aún más dolorosa. 

Aún así, valoro y aprecio que hayan acometido la tarea de editar un libro de Plástica, esta materia tan maltratada durante estos últimos años, y que hayan escogido una parte de una imagen mía para ilustrarla, aunque me gustaría haber podido ver el libro para apreciar mejor el contexto y contenido del mismo.

Los artistas visuales y los docentes como yo somos personas sensibles que aspiramos a mejorar el mundo creando imágenes o contenidos que lo expliquen o embellezcan. Nos gusta que nuestro esfuerzo se aprecie y considere de alguna manera, en algún caso de manera tan sencilla como la que usted propone, el mero reconocimiento de la autoría. En otros, con la adecuada remuneración de nuestro esfuerzo. El que lo que hacemos lo hagamos, en la mayoría de los casos, con disfrute personal no debería eximir a nadie de ello.

Confío en que las empresas y editoriales como la suya cada vez más sepan tener eso en cuenta.

A mí, dadas las circunstancias no me queda más que aceptar sus disculpas y confiar que esa promesa de corrección en ediciones futuras se mantendrá. 

Saludos,

Pedro Villarrubia

Termino con la reproducción animada de los carteles que hice para las 18 exposiciones "Avatares 2.0". 

Espero que no se mareen:



0 comentarios: