Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Zanahorias...

Últimamente escribo poco. Y escribo mal.
Últimamente dibujo poco. Y dibujo mal. Últimamente creo poco. Y creo mal.
Así que espero que sepan disculparme.
Últimamente todo son zanahorias.  Tantas que dudo ser capaz de encontrar la manera de ilustrar con una imagen lo que veo. Quizás lo haga al final con una imagen ajena.
En la fábula del burro y la zanahoria, una sola zanahoria bastaba para llevar al burro en una dirección. Y luego pasado un tiempo su dueño se la daba como recompensa y la sustituía por otra. Mal que bien, en la fábula el burro avanzaba, realizaba un trabajo, incluso, en su simplicidad, se sentía recompensado.
El problema es cuando pones demasiadas zanahorias.  El burro no avanza, se paraliza, duda y se frustra.  Frustración. Complicada palabra, quizás contenga demasiadas zanahorias.
Pues eso pasa, me pasa, nos pasa, en educación, pero posiblemente en todos los campos de la vida actual. Imagínense un alumno/a inmerso en una docena de asignaturas que le ofrecen distintas …

¿Qué pasa con la cultura?

Haber tenido al peor ministro de Cultura (y Educación) no es excusa.
No es más que un síntoma más.
Los anteriores tampoco han sido mucho mejores.
Decía mi padre que una señal de lo poco que importaba la Agricultura es que sus ministros solían ser los más torpes y desconocidos de cada gobierno.

Pues algo así está pasando con la cultura, que ya no sé si es mejor escribir con minúsculas.

Ayer asistí a la presentación de un libro en Las Palmas de Gran Canaria. Hubo de ser suspendida.
Las Palmas tiene 382.000 habitantes. Me descubrí avergonzado intentando poner ante el escritor 300.000 excusas que explicasen por qué aquel salón estaba casi vacío.

¿Qué pasa con la cultura?

Salí de allí y paseé por Las Palmas pensativo. Encontré cosas extrañas: un mitin de Juventudes comunistas con escasa asistencia también, jóvenes de Médicos sin Fronteras captando socios, gente paseando como yo o sentada a lo suyo.

Me acerqué a Vegueta, el barrio histórico. Allí, bajo banderas alemanas en bancos corridos gr…