viernes, 20 de marzo de 2015

MANIFIESTO POR LA DESAPARICIÓN DEL ARTE EN LA EDUCACIÓN

" Para lanzar un manifiesto es necesario:
A, B, C. irritarse y aguzar las alas para conquistar y propagar muchos pequeños y grandes a, b, c, y afirmar, gritar, blasfemar, acomodar la prosa en forma de obviedad absoluta, irrefutable, probar el propio non plus ultra y sostener que la novedad se asemeja a la vida como la última aparición de una cocotte prueba la esencia de Dios.
Yo hablo siempre de mí porque no quiero convencer. No tengo derecho a arrastrar a nadie a mi río, yo no obligo a nadie a que me siga. Cada cual hace su arte a su modo y manera,…"
( 1918, Manifiesto Dadaísta, Tristán Tzara ).

A. La educación artística distrae, incomoda, hace ruido, mancha, crea ambigüedades y dudas, exalta las diferencias, inventa.
B. Las continuas reformas y reducciones horarias, las normas no han conseguido igualar la educación artística a otras materias.
C. Una mayoría de la sociedad actual olvida y no valora el arte como algo fundamental en la educación.

Por todo ello yo grito, me irrito y acomodo mi prosa a la obviedad absoluta de lo que vivimos día a día y lo que vendrá en el futuro, y por ello, por A, por B y por C, escribo este manifiesto una noche antes del previsible eclipse que anticipa la oscuridad que nos invade donde se destruyen Nínives y se construyen muros, se invisibiliza a las mayorías y se decide ajeno a ellas, y por ello, ante la imposibilidad de llevar el Arte a la educación, lanzo el siguiente

MANIFIESTO POR LA DESAPARICIÓN DEL ARTE EN LA EDUCACIÓN

Basta de ya de sufrimientos, de interrupciones, de agravios y de olvidos, basta ya de intentar estar donde no se le quiere.: fuera el arte de la educación.

El arte en la educación - como antes Dadá - hoy ya no significa nada. Si alguien lo considera inútil, si alguien cree que no se puede enseñar, si no quiere perder tiempo por algo que no significa nada… y más si ese alguien es el propio ministro elegido por la mayoría, mejor es arrojar el arte fuera: que no quede nada, ni un solo rastro del arte en las escuelas, ni un color, ni una línea, ni una imagen que nos recuerde eso que algunos llamamos arte, que nadie entiende, que nadie quiere, que nadie parece necesitar hoy.

Nada de piedad, nada de hipocresía. Si todos tienen razón y si todas las materias han de ser iguales, tratemos de no tener razón. Yo estoy contra los sistemas: el único sistema todavía aceptable es el de no tener sistemas. El artista, el poeta aprecia el veneno de la masa condensada en un jefe de sección de la industria. Es feliz si se le insulta: eso es como una prueba de su coherencia.

Váyase pues el arte fuera de las escuelas, de los institutos, de las universidades, sean todos los centros educativos iguales, productivos, similares, coja cada materia su parcela de sabiduría y repártala a su gusto, pero no toque para nada el arte, la estética, lo bello o lo feo, lo irritante o lo ambiguo, lo creativo o lo emocional. Quédese todo eso fuera de la educación.

Porque si el conocimiento que hoy nos dan los medios, el compromiso cómodo, la hipocresía y la cortesía no son arte; si la imposición de la lógica y la danza de los impotentes en la creación no son arte; si la jerarquía y la ecuación social de valores establecidos entre siervos no son arte; si la abolición de la memoria y la abolición del futuro no son arte…

Porque si así ha de ser el arte, lejano, olvidado, prohibido, distinto, crítico, personal, mejor es que lo sea fuera, que encerrado en los muros cada vez más estrechos de esta educación y de esas leyes que estamos creando.

Por A, por B, por C y por todo lo anterior, yo, sabiendo que hablo siempre de mí porque no quiero convencer, porque no tengo derecho a arrastrar a nadie a mi río, y porque yo no obligo a nadie a que me siga, pues cada cual hace su arte y su trabajo a su modo y manera, este 20 de marzo de 2015, a pocas horas del eclipse de sol y de la entrada de la primavera, firmo el presente

MANIFIESTO POR LA DESAPARICIÓN DEL ARTE EN LA EDUCACIÓN

Nota final: basado libremente en el manifiesto dadaísta de Tristán Tzara, del que intercalo frases, este manifiesto parte de la irritación de una ley de educación que hace optativa la educación artística de los niños y, si no oficialmente sí que de facto, arroja el arte fuera de las escuelas, dejando la cultura y la creación futura a los productos comerciales enlatados listos para ser consumidos y no pensados ni criticados.

El título original en que pensé era “Manifiesto por la desaparición del arte en la Educación obligatoria”, pero un manifiesto ha de ser provocador y por ello quise ser más radical.

Creo que hay que repensarse el modelo de educación artística y por ello me ha hecho pensar para elaborar este manifiesto el artículo que relata lo sucedido en Finlandia en los años 80: se crearon las Escuelas de Arte para niños y jóvenes, fuera de las escuelas obligatorias, porque en Finlandia en los años 70, en un proceso de recortes educativos artísticos similar al actual en España, perdida la batalla, profesores, artistas y familias se unieron para crear escuelas de arte para niños fuera de la enseñanza obligatoria. Recomiendo su lectura porque quizás sea ese el milagro educativo finlandés al que debamos de mirar ahora. Si eso fuese así, si fuésemos como ellos entonces capaces de unirnos hoy, este manifiesto-provocación que hoy he escrito quizás no fuese tan desencaminado. Saludos.

http://fronterad.com/?q=bitacoras%2Fjorgeraedo%2Fdesde-escuela-arte-a-educacion-basica-arte-elisse-heinimaa

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Pedro. He llegado a tu blog guiada por la curiosidad que un tuit de Mikel Agirregabiria me ha provocado. Me ha gustado mucho.
Los últimos párrafos de tu manifiesto me han recordado a esta experiencia que acabamos de comenzar en Zubietxe:
http://artezubietxe.blogspot.com.es/2015/03/la-tazita-16-de-marzo.html

La TAZita es "hija" de TAZ: Taller de Arte Zubietxe, entidad sin ánimo de lucro dy de utilidad pública que trabaja con y para personas en exclusión social.

un saludo,
Loli

Henar Moros dijo...

Hola
Hoy es viernes...antes llegaba a casa, puede que cansada, pero con ganas de mi "salida cómplice especial con mi marido"...ratito para hablar (sin los tres adolescentes de por medio)...algo charlábamos de los trabajos...pero últimamente tengo que esforzarme para no hacerlo...porque llego ...no cansada...¡agotada y desilusionada! de tener que dar explicaciones de todo lo que hago a unos alumnos que no encuentran "utilidad" a nuestra asignatura contagiados por un ambiente de mis mismos compañeros que la ignoran porque no la entienden...y toman la plástica como un momento de relax para "hacer dibujitos", ven asfixiante corregir exámenes en determinadas épocas pero no entienden ni quieren saber nada de blogs, trabajos cooperativos, concursos, vídeos,MOOC, pizarras digitales....porque dan demasiado trabajo y "no aporta nada a una asignatura troncal"que ya , de por sí es importante, no necesita "aderezarlas"...los trabajos cooperativos... conmigo se limitan a que yo los ilustro, decoro o me echo a mis espaldas la ambientación de todo un edificio con un presupuesto CERO pero con resultados de "Arte España"
La verdad es que estamos en una situación en muchos centros como "por hacernos un favor"...nos dan horas de "alternativa" para "salvar" diferencias horarias...pero muchas veces...no se atreven con informática o tecnología...aunque tengamos especialidad en diseño...antes lo da un físico o matemático porque dieron una asignatura en algún año...cada uno "defiende" su materia, sus horas, su trabajo ...pero NO LA EDUCACIÓN!!! triste situación...Yo he estado estudiando en La Escuela de Artes de Toledo...(Las Escuelas de Artes en España son hijas de un Dios menor)....aún hoy no saben a qué equiparar las especialidades de allí...luego Bellas Artes en Madrid...tras cuatro años en Toledo me fui con mi "mochila artística" bien llena ...pero nada más, (hice primero y segundo a la vez porque tenía COU y selectividad con un 7)ingresé por mi nota de selectividad y tras aprobar un duro examen de ingreso...no sé cuánto costaría aquí implantar esas "escuelas de Arte" finlandesas que surgieron de la necesidad de aprender y crear...cuando la motivación artística y la creatividad no son precisamente una actitud que se cultiven por estos lares...
Me da cierta vergüenza ajena cuando me alaban por mi creatividad, o manifiestan su "envidia" porque les gustaría pintar como yo...y seguidamente me obvian en los "temas serios" de alumnos, ACIS, adaptaciones curriculares..como si fuera yo una niña o mi trabajo fuese fruto de un arrebato espontaneo dela visita de una musa...
Me oxigeno en talleres como los del Thyssen donde me encuentro con personas que hablan de cine, de música, de arte, de la vida...aunque sean matemáticos, o de inglés...que tienen inquietudes...
Están forzando la salida de las Artes de la Educación obligatoria...pero es que también nos están quitando las ganas de seguir y contribuir a lo que están haciendo con la Educación. Yo creo y disfruto con todo lo que hago, intento transmitir lo que veo de la mejor manera posible y con los medios ....bueno ...con lo que sea!!! Dicen que como profesora..."soy diferente"...lo acepto en buen grado, lo he sido siempre, pero nunca he ido sola, siempre he COMUNICADO...sin comunicación , no tiene sentido mi esfuerzo...

Pedro Villarrubia dijo...

Me sigue gustando leer los comentarios en mi blog. Zubietxe.Gracias, Loli, por pasarte por aquí y compartir TAZ con nosotros. lo miraré con mucho interés.

Gracias y ánimos, Henar. Sabes que me gusta mucho ver lo que haces y cómo lo haces, y entiendo mucho de lo que me escribes. Yo llevo más tiempo en esto y ni siquiera tengo la formación que tú tienes, pero lo intento, intento amar el arte dentro de le educación, aunque reconozco que cada vez me cuesta y la experiencia finlandesa, lo cuenta en el artículo, requirió tiempo y esfuerzos que aquí quizás no estamos dispuestos a asumir. El premio de esa experiencia y esfuerzos, creo entender, fue que los niños así formados volvieron a las escuelas como docentes que apreciaban las artes, lo que provocó un círculo muy positivo. un abrazo.

helena dijo...

Hola Pedro.
Animo Henar!!
Yo no estoy en la enseñanza publica, privada y/o académica.
Hago talleres de arte con personas con problemas (este es mi blog profesional con mis trabajos y actividades, por si os interesa https://garabataz.wordpress.com/) Pero me he encontrado con la misma actitud de arte-como-decoración-prescindible con una frecuencia dolorosa. Son ideas dominantes. Es muy duro contrarrestarlas. Mucho ánimo !!