miércoles, 27 de noviembre de 2013

¿Se puede dar clase sin abrir la boca?

Se puede.
Yo hoy lo hice.
La verdad que soy persona de pocas palabras y el dedicarme a la educación me ha obligado a hacer denodados esfuerzos por hablar… y por hacerme entender. 

Pero hoy, a primera hora, decidí no hablar a uno de mis grupo de 3º de ESO, el mismo que el lunes a última hora no me dejó hablar a mí. Pero para ello, tuve que prepararlo antes:

La noche anterior

Primero, ayer por la noche preparé un documento, una prueba con 10 puntos entre ejercicios y preguntas que tenían que completar, y que cabía en medio folio:


Luego, busqué algunas aplicaciones que me permitieran comunicarme sin hablar, utilizando mi iPhone o mi iPad. Tras un vistazo, las que más se adaptaban eran de tres tipos:
1 - Banners: que permiten mostrar un mensaje deslizante palabra a palabra en la pantalla.
2 - Prompter: que, como a los locutores de la tele, permiten ver el texto, y frases deslizándose.
3 - Texto a voz: que permiten leer un texto con voz. Aunque ya el iOs tiene esa opción, en español sólo tiene voz femenina, lo que se prestaba a risas y distracciones en clase.

Así que, buscando y probando aquellas que eran de prueba o gratis elegí estas tres:
1 - Best Banner - gratuito, aunque limitado a un sólo mensaje.
2 - i-Prompt Pro - limitado y orientado a usar el iPad con otros accesorios, permite varios mensajes.
3 - Voice Dream - permite bajar una voz masculina y aunque la versión gratuita se interrumpe, sirve.

La clase de hoy

Cuando llegué a clase escribí en la pizarra el mensaje: 
"NO voy a hablar hoy - HAGAN SU EXAMEN"

Los alumnos y alumnas iban entrando y yo les señalaba la pizarra, y entre asombrados y comentando entre ellos les fui repartiendo una copia del documento y un folio a cada uno.

Cuando preguntaban algo, yo escribía en la pizarra "LEAN", y seguía callado.
Al rato les mostré el mensaje con Best Banner en el iPad, que miraron sorprendidos.
Luego conecté el iPad con el adaptador al cañón de la clase y proyecté así el mensaje:


Como aún seguían preguntando cosas, decidí usar Voice Dream, conectando unos altavoces al iPad, y se asombraron al oír, leído y en pantalla, el mismo documento que tenían delante. De vez en cuando las frases se paraban y yo tenía que volver a activar la lectura pulsando con el dedo, pero funcionó:


Finalmente, más para probar que por necesidad, usé i-Prompt Pro. El mensaje era más legible y rápido que con Best Banner: 

Algunas aclaraciones puntuales las añadí escribiendo en la pizarra, moviendo las manos o la cabeza  o señalando. 

Y finalmente, recogí los ejercicios, y sin una palabra, me despedí y me marché. 
La clase había transcurrido tranquila y casi silenciosa. 
No como el lunes.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena idea, Pedro ;)

Ángeles Saura dijo...

Simplemente genial JA JA JA!! Te lo pasaste bien!

Mª José dijo...

Tienes un regalo virtual en mi blog TICS en FLE ( Ojo ! es un dardo )