Ir al contenido principal

Liquidación por cierre: "La Golondrina"

Cuando se cierra un blog, le vienen al autor pequeñas historias que estaban almacenadas u olvidadas, que nunca publicó, quizás por estar viejas o descoloridas, o fuera de lugar, quizás porque sólo interesaban al autor, que las guardó pensando compartirlas en otro momento, o que las publicó en algún otro lugar menos… serio, o menos importante. 

Por eso ahora yo, como autor de este blog, las pongo en mi escaparate con el letrero "Liquidación por cierre". Esta es una de esas historias:

"La golondrina"



Hace unos días Lola, Lola Prieto publicó unas fotos de su ventana, donde habían anidado unas golondrinas.

Aquellas fotos me recordaron una triste historia de niño: 

Veraneábamos entonces en los Villares, en Jaén, una casa o balneario con piscina. 

Tendría yo unos 7 u 8 años, y, por un eczema en la rodilla, no podía bañarme, mientras mis hermanos entraban y salían del agua como niños que eran. 

Al caer la tarde me entretenía viendo como polillas e insectos daban vueltas alrededor de una farola, mientras las golondrinas a toda velocidad las capturaban. El vuelo vertiginoso y los giros de las golondrinas me tenían asombrado y entretenido. 

Una tarde aparecieron por allí unos niños del pueblo, más mayores. En sus bolsillos, tirachinas. Apuntaban a las golondrinas compitiendo a ver quién era capaz de derribarlas. Mi corazón se encogía viendo pasar las piedras rozando a aquellas aves prodigiosas. 

No recuerdo ahora si fue esa misma tarde o se repitió otras más. Lo que sí sé es que finalmente una golondrina cayó, con su pecho ensangrentado y sus alas yertas. 

 Me acerqué. Nunca había visto una golondrina tan de cerca. Ni tan quieta. 

Entré en la casa llorando, recuerda mi madre aún hoy que no había manera de calmarme, mientras les contaba como podía lo que había visto. Intentaron convencerme de que no habían sido aquellos niños, que había muerto sin más, un accidente quizás, pero yo no lo aceptaba. Yo sabía lo que había pasado.

Pedí a mi madre una caja. Al salir, los otros niños ya se habían ido. Puse la golondrina en aquella caja, esperando que aquel pájaro se moviese de nuevo, que se escapase, pero no fue así. 

Entré de nuevo en la casa con la caja. No recuerdo que pasó después. 

Creo que no volví a mirar aquella farola ese verano.

Aquel día aprendí algo muy triste sobre la crueldad y la muerte.


Comentarios

Ángeles Saura ha dicho que…
Querido Pedro:
Discentia es mi farola. No siempre puedo mirarla, solo cuando tengo un momento libre. Como tu con tu farola que mirabas en verano, cuando no estabas ocupado y no tenías que ir al cole. Mirar Discencia para mi nunca fue una obligación sino un placer. Alrededor de esta columna de palabras, revoloteando bullían cientos de ideas...
como aquellas golondrinas que mirabas. Lo que no he visto aquí son los niños malos apuntándolas con tirachinas. En comentarios siempre ví buenas palabras de amigos y amigas, llenas de cariño y ánimo. También es cierto que, como te digo, no siempre miraba...¡puede que me haya perdido algo! pero sinceramente ¡no entiendo que eches el cierre a Discentia!..Sinceramente: ¡¡¡ echaré de menos esta farola!!! Un afectuoso saludo
Anónimo ha dicho que…
Que bonito! Me ha gustado mucho, mientras lo leía me imaginaba que yo era tu.
Me da pena que cierres el blog y no entiendo porque lo haces.
Un abrazo.
Una niña

Entradas populares de este blog

27 opciones para crear avatares online

Buscando opciones que permitiesen "potachovizar" o "primaverizar" online… (adelanto que no encontré ninguna, me temo que tendría que aprender a programar en Flash o HTML5 para conseguirlo) encontré sin embargo muchas opciones para elaborar avatares online, que he dividido en cuatro categorías y que paso a compartir.
Muchas de estas webs que menciono requieren registrarse en ellas para seguir todo el proceso de creación del avatar. No en todos los casos lo he hecho, por lo que los resultados finales sólo los apreciarán quienes hagan eso. Saben que, como en casi todo, la práctica nos permite aprender y decidir mejor.
Para quienes tengan prisa, resumo aquí los 27 recursos con sus enlaces a sus webs. A continuación los desarrollaré un poquito y los ilustraré con una captura de pantalla: 1. Avatares gráficos (13): DoppleMe, Zwinky, Otaku Avatar Maker, Portrait Illustration Maker, Portrait Mail, Digibody Caricature Maker, Picasso Head, Create Your Simpsons Avatar, SP-Studi…

El Día de los Finados en Canarias

Hace dos años escribí un post, "Noche de difuntos y no el jalouiin de las ... narices"
y antes, "Pedagogía de la muerte ¿otra asignatura pendiente?"

Es posible que ya haya escrito todo lo que soy capaz de escribir sobre este tema, pero esta semana, mi hija, a un par de semanas de cumplir 8 años me pidió que le buscara información sobre "el día de los finados" para llevarlo a su clase.

Rescaté un viejo texto que usaba en clase, escrito hace ya hace unos años, partiendo de datos que encontré y de otros que me proporcionó mi compañera de Filosofía, Soraya Betancor. Lo comparto aquí, y la imagen-poster que le dí a mi hija para clase:

.................................................................................

EL DÍA DE LOS FINADOS

Hoy, hay gente que le llama "Halloween", que en inglés es una contracción de "All Hallows Eve", o Víspera de Todos los Santos, pero este día ya se celebraba en Canarias como el día de los finados o "finaos&q…

"10 Lecciones que las Artes enseñan", por Elliot Eisner

“ Diez lecciones que las Artes enseñan “ por Elliot Eisner
1. Las Artes enseñan a los niños a tomar buenas decisiones sobre relaciones cualitativas. A diferencia de la mayor parte del currículum en el que las respuestas correctas y reglas prevalecen, en las Artes el juicio y opinión prevalecen sobre las reglas.
2. Las Artes enseñan a los niños que los problemas pueden tener más de una solución y que las preguntas pueden tener más de una respuesta.
3. Las Artes muestran múltiples perspectivas. Una de sus grandes lecciones es que hay muchas maneras de ver e interpretar el mundo.
4. Las Artes enseñan a los niños que en las complejas formas de resolver problemas rara vez hay una única solución, sino que cambian según las circunstancias y la oportunidad. El aprendizaje de las Artes requiere la capacidad y la voluntad de entregarse a las inesperadas posibilidades del trabajo que desarrollan.
5. Las Artes hacen visible el hecho de que ni las palabras en su forma literal ni los números nos muestran t…