Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

De Vuelta con el Cuaderno

No suelo mezclar los post en este blog "Discentia", mi blog de aprendizaje, y "Acuarelas y apuntes", mi blog artístico.
Sin embargo, en esta ocasión ambos ámbitos se mezclan. He regresado hace unos días de Zaragoza, donde acudí a un curso sobre "Arquitectura en Cuaderno", y, pese a llevar toda mi vida dibujando, me he sentido más aprendiz que nunca, y esa sensación, entre curiosa, admirada, humilde, y frustrante a la vez, hacía tiempo que no la sentía.
Los últimos años había asistido a otros eventos educativos, o de TIC, donde la gente siempre es increíble y lo más importante de ellos, pero no sé si las máquinas, o esa soberbia que te da el pulsar una tecla y que algo aparezca, o esa frase ingeniosa que colocas en una pantalla, me hacían creer ser un sabio y no un aprendiz, eventos donde el tiempo se te pasaba buscando, y no encontrando, hablando o escuchando, pero raramente observando, asombrándote, haciendo, creando.
Algo tiene el dibujo y el arte que …

Mala educación y caradura

Vivo en un país donde la mala educación, la caradura y la picaresca no sólo son toleradas, sino imitadas, aplaudidas, y hasta bien pagadas en las cadenas de televisión.




Anoche, una vez más lo comprobé. Y lo toleré. Hasta cierto punto.




Volvía de Madrid a Las Palmas de Gran Canaria en "nuestra" compañía aérea, Iberia.




La noche anterior reservé mi asiento, el 7A, para así, ya que no facturaba, salir primero, poder coger la guagua (bus) a Las Palmas y evitar que viniesen a buscarme al aeropuerto.




En el momento del embarque, tras esperar en cola, nos pidieron que entrasen primero los pasajeros de las filas 20 al final. Me aparté y dejé pasar. Luego dijeron que pasasen los pasajeros de las filas 9 a la 20. Me volví a apartar. Al final quedábamos muy pocos.




Tras esperar en el finger a esa única puerta y pasillo (¿Tienen dos puertas los aviones? pues no: cientos de pasajeros debemos entrar -y salir- en fila india por un estrecho pasillo).




Cuando finalmente entré, casi todos los pasajeros …