miércoles, 2 de mayo de 2012

Idiotas y fachidiotas

Idiota: su acepción inicial procede de la Grecia antigua donde se llamaba "idiotas" (de "idios", privado, de uno mismo) a aquellas personas que se dedicaban a sus asuntos propios o privados por contraposición a quienes se dedicaban a lo público. (Wikipedia, Etimología de Chile).

Fachidiota: esta bien podría ser en español la traducción del alemán "fachidiot", que se aplica a aquellas personas que son expertas o especialistas en una materia, pero ignorantes en casi todo lo demás (Wordreference, Wikipedia).

Pues bien, escribo hoy todo esto, ya a 2 de mayo, pensando que, tanto la educación como el capitalismo actuales son grandes productores de idiotas y fachidiotas, personas de corto enfoque, incapaces de ver más allá de su parcela, de lo privado, de su pequeño fragmento del conocimiento o de su trabajo.

Perdemos visión de conjunto. Lo que los griegos antiguos, con sus defectos, claro, crearon, la democracia representativa, el poder de lo público, pierde valor ante los poderes privados, ante la corta mirada de los especialistas del momento. Las tornas parecen haber cambiado, y son ahora los idiotas y fachidiotas quienes se ríen y triunfan.

Si para algo sirve este modesto arte del dibujo, que pretendo enseñar, es para aprender a ver y a representar las cosas, mejor o peor, pero en su conjunto. No hay dibujantes de ojos, o de pies, o de una sola línea, y si los hay, poco dibujan. El dibujo y otras Artes, como la música, como el teatro, nos enseñan el valor del conjunto, la importancia de unirlo todo de combinar líneas, sonidos, voluntades. No es extraño pues que vayan siendo apartadas de la educación.

Y mientras, los medios nos exaltan esos valores individuales, esos "deportistas" que valen más que un equipo, esos políticos que sólo saben de una cosa, esos empresarios que sólo miran a un lado, esas enseñanzas que son "básicas", esos servicios que deben ser "privados".

Estos días leo a Galdós. Casi 200 años han pasado desde lo que relata en"la Fontana de Oro"y sin embargo, yo hoy no lo veo tan lejano: proclamas, bandos, rebeliones, conspiraciones y sobornos. todo un país de idiotas y fachidiotas enfrentados. 

Cuentan que en la Edad Media un hombre visitó un edificio en construcción y fue preguntando a los obreros que allí estaban lo que hacían:
"Estoy mezclando barro y paja" contestó el primero sin levantar la cabeza, y el hombre vio que su trabajo era de baja calidad.
"Estoy haciendo ladrillos" contestó muy serio el segundo, y vio que su trabajo era de mediana calidad.
"Estoy levantando una catedral" contestó sonriendo el tercero y el hombre vio una piedra tallada de gran calidad.

Si los griegos no hubiesen pensado en lo que tenían en común no habrían levantado sus templos, teatros ni la democracia como la conocemos. Y no deja de ser curioso que entre los "idiotas", de quienes se reían los atenienses. y los "ilotas" o esclavos sin ningún derecho de los espartanos hubiese tan poca diferencia de letras y sonido.

Hoy parecemos no tener proyecto común, ni en Europa, ni en España, ni en cada uno de los rincones en que vivimos. No parece casualidad que la primera "víctima" sea precisamente Grecia.

Hoy manda lo "privado", lo parcial, lo limitado, no hay visión de conjunto. Su dibujo es un monstruoso conjunto de detalles individuales, la vista de ese horror que supo pintar Picasso en el Gernika. Aquella vez fueron bombas, hoy son números y porcentajes. Pero detrás hay vidas.
Gernika. Mural of the painting "Guernica" by Picasso made in tiles.

Ojalá que la gente quisiese/supiese dibujar, cantar, interpretar, escribir lo que ve.
Habría menos idiotas… y fachidiotas.
primerministro
"Estudio para un primer ministro español". PVillarrubia
Collage digital en mi Flickr. Y al fondo, el ladrillo.


Y he leído otras cosas estos días. Y las recomiendo:
"Un sindiós" Juan José Millás
"Sin perdón" El Gasolinero

0 comentarios: