miércoles, 26 de octubre de 2011

Creer … o crear


Con esta frase y esta sonrisa terminaba Jordi Adell una conversación conmigo en la que impliqué también a Manuel Iriarte y a Pitu Martinez, y que comenzó, creo, con mi comentario al post de Miguel Ángel Santos Guerra, "La fagocitosis del innovador":

"Yo,cuando me jubile (de "A",naturalmente,si me dejan jubilarme),escribiré post optimistas como este: http://j.mp/q8X8md"

Tengo suerte. Suelen responderme a mis discutibles opiniones personas respetables con mayor prestigio y preparación. No puedo citarlas a todas, pero se me ocurren ahora, el mismo Adell, Piscitelli, Aníbal de la Torre, Rosa María Torres, Esperanza Román, Dolors Reig, Araceli Pérez… y muchos y muchas más.

Aunque es fácil que termine por desesperarles y acaben diciéndome, como Jordi: "Vale. Tu cerebro es diferente al del resto del mundo." 

Puede ser. Lo cierto es que, tras toda una conversación sobre creer, sobre ideas y creencias terminé yo también ironizando con un "¡Cuánto daño ha hecho la educación religiosa, Dios mío!!"

Creer. Creencias.

Me aportaba Jordi la definición de la RAE, que copio aquí:

Creencia. (De creer). 1. f. Firme asentimiento y conformidad con algo. 2. f. Completo crédito que se presta a un hecho o noticia como seguros o ciertos. 3. f. Religión, doctrina. 4. f. ant. Mensaje o embajada. 5. f. ant. salva (‖ prueba que se hacía de la comida y bebida).

"Firme asentimiento y conformidad… completo crédito… religión, doctrina…"

No consigo ver todo eso, las creencias, asociado a la educación, aunque según parece, es un tema en el que se ha trabajado mucho. Tampoco "creo" que lo que yo "opino" sobre la educación artística u otros conceptos sean "creencias".

Pero también es posible que mi lenguaje esté configurado según la educación religiosa que recibí en mi infancia, y la palabra "creer" la vea y entienda yo en ese contexto.

Son tiempos de milenarismo, de crisis. 
Ayer vi la intervención de Bill Drayton en Educared sobre "empatía"y qué quieren que les diga, me pareció escuchar a un misionero laico exponiendo su misión: pequeños cambios, creencias, fe, caridad, conformidad, defensa de lo existente, de la historia… Cosas mías.

Lo cierto es que vivo en un estado de incredulidad: en la política, en la economía, en los medios, en la religión, también en la educación. Y parece que no debe ser bueno ni moderno ni aconsejable en estos tiempos. 

Mejor en estos tiempos alojarse en los brazos amorosos de una creencia que me tranquilice y me deje creer en lo que escucho, que me de "esperanzas" en el "cambio", una "sharía, una fe, seguir a alguien en quien creer y luego dedicarme a "convertir", "convencer", "evangelizar", "vender" educación…

lunes, 24 de octubre de 2011

Maestros



Perdonen que use intencionadamente un título poco correcto o exclusivo. 
Bien sé que la mayoría de los docentes hoy en las escuelas son maestras.

Pero eso no era así en 1931. Eran mayoría entonces los maestros varones.

Empecé a reflexionar sobre esto planteándome el indignante y amenazante uso que aún hace actualmente, a veces, la administración de los inspectores e inspectoras educativos, docentes también a su vez.

¿Cómo es posible que algunos de ellos, docentes también, amparándose en legislaciones y decretos, presionen y amedrenten hoy a maestros y maestras, y al resto del profesorado, sin obtener una mejora palpable de la labor educativa?

Así que miré hacia atrás, muy atrás … … …
Y recordé la escena que encabeza este post, de la hermosa, y triste, película "La lengua de las Mariposas". El maestro, sale, entre insultos y lágrimas ocultas, escoltado como un criminal condenado… el niño le grita: "¡…ornitorrinco, espiritrompa!!!", palabras que aprendió… gracias a aquel maestro.

1931. Proclamación de la República Española. 
Tasa de analfabetismo: un 44%, muy desigual, mayor en el medio rural y en las mujeres. A finales de 1930 existían 745 escuelas nacionales y en 1933 se habían creado 1067 más. En 4 años, entre abril de 1931 y abril de 1935, el número de maestros nacionales pasó de 37.500 a 50.500. Se les aumentó el sueldo. Se organizaron las misiones pedagógicas, que recorrían los pueblos llevando teatro, música, cine, cursos para maestros… se cierran y prohiben los colegios religiosos…

1936. Guerra civil.
1937. Ejecutados unos 250 maestros. 54 institutos cerrados. Un 25% de maestros sufrió represión y un 10% fueron inhabilitados. Durante la guerra se estima que fueron fusilados 500 maestros…deportados, exiliados y apartados del magisterio cerca de 25.000. El magisterio sufre una gran depuración. El maestro pierde respeto y consideración públicas, se queman libros, la educación es considerada "peligrosa" o sólo para unos pocos.

Posguerra. Se prohibe la coeducación en las escuelas. Se cierran institutos. Se prohibe trabajar a mujeres casadas (luego, hasta 1976, se permite con autorización marital). El parricidio por honor, suprimido en 1931, vuelve a estar vigente entre 1944 y 1963. El adulterio entra en el Código Penal en 1942. Pero es necesaria una formación básica y no hay maestros. A la mujer se le permite ser maestra, pero supervisadas por las consignas de la Sección Femenina, y supeditadas al varón. Las maestras empiezan a ser mayoría en la escuela pública. La inspección toma fuerza para "regular" la "educación".

40 años después llega la democracia. Con esa misma estructura educativa, con ese mismo modelo educativo de poder y de inspección. Se crean nuevas leyes educativas y nuevos centros, pero no hay un cambio radical. La formación, el acceso y la selección del profesorado cambian poco. Las administraciones funcionan con el mismo esquema de inspección y dirección.

35 años después, estamos aquí. Mi opinión es que aún hemos cambiado muy poco. Falta mucho. Basta mirar alrededor. Un ordenador, o miles, no cambian una manera de dirigir o de inspecionar, una forma de enseñar a la antigua, una falta de respeto hacia los y las maestras. Y hacia el alumnado.

Y peor aún, lo que se ve indica un retroceso a otros tiempos y a otros estilos de escuela.

Pero este no pretende ser un ensayo riguroso. Puede que me equivoque. No soy historiador, solo dibujante y profesor. Y como suele ser en mí, lo que escribo no es ni es ortodoxo ni preciso, es mi reflexión personal. Y mi recuerdo a miles de maestros, y maestras, que las hubo, y que fueron tratados como criminales por otros que yo opino que sí lo fueron.

Si se atreven, bastará con que miren otra vez el rostro de ese gran actor, Fernando Fernán Gómez en la escena que encabeza este post.

Maestro… Maestra

Ornitorrincos… espiritrompas.

Gracias por leerlo.


Dejo aquí duplicado, por si lo retirasen de alguna de las dos webs, un vídeo de TVE de 41 minutos "La República de los maestros", y añado también los enlaces que he encontrado, no sólo sobre maestros y la República, sino también sobre mujer y el franquismo.



La República de los Maestros - Watch more Videos at Vodpod.


Videos tu.tv


La República y los maestros
Depuración del Magisterio español tras la Guerra Civil Española 
Maestros represaliados durante el franquismo.
Los profesores represaliados durante el franquismo
Los maestros de la República. Memoria y olvido en tiempos de libertad.

La mujer durante el franquismo
La educación de la mujer bajo el franquismo
La mujer bajo el franquismo

jueves, 20 de octubre de 2011

¿Has reflexionado alguna vez sobre tu papel como docente…?


Esta es la pregunta que plantean en el grupo "Visiones Disruptivas de la Educación" de la red del VI Encuentro Internacional Educared 2011

Y esta, mi respuesta: 

He visto el vídeo de María Acaso, he pasado por su web, pero parece que el sitio más adecuado para comentar es este grupo, y como no quiero abrir nueva discusión, y creo que esta discusión se presta a ello, pondré aquí mis manifiestos docentes.

¿Reflexionar? todos los días.
Pero mis reflexiones y manifiestos los suelo volcar en mi blog,  "Discentia", donde escribo desde 2006 sobre discentes y aprendizaje. De más reciente a más antiguo aquí pongo algunos post:
(No es obligatorio leerlos, podrían tener contraindicaciones, en caso de duda consulte a su pedagogo/a de cabecera…)

Del Dibujo, la Plástica y de su aprendizaje - 20 de septiembre de 2011
Manipulación Educativa - 25 de julio de 2011
Mis propuestas educativas - 4 de junio de 2011
Criticando a los que hacen (y 3) - 3 de junio de 2011
Criticando a los que hacen (2) - 3 de junio de 2011
Criticando a los que hacen (1)  - 2 de junio de 2011
La burbuja educativa ha estallado - 1 de junio de 2011
El sistema educativo es anacrónico - 15 de marzo de 2011
eVENTOS (acerca de GEF 2010… y otros) - 21 de octubre de 2010
Internet Manifesto in Education - 19 de septiembre de 2009
El Manifiesto de Internet (en Educación). - 15 de septiembre de 2009

¿Que si he reflexionado? pues sí…
¿O querían saber de ejercicios, evaluaciones, recursos…?
En tal caso, me he equivocado.
Otra vez.

Déjà vu


Déjà vu, déjà vécu, déjà visité, déjà senti…
Ya visto, ya vivido, ya visitado, ya sentido…

Podrían haber ilustrado este post muchos de los grabados de M.C. Escher, pero éste, llamado también "autorretrato en esfera reflectante" , litografía de 1935, tenía entonces 37 años, creo que ilustra mejor lo que hoy siento.

M.C. Escher - Mano con esfera reflectante
Por cierto, hasta el 8 de enero de 2012, espero poder verla, el Parque de las Ciencias de Granada realiza una interesante muestra sobre Escher: "MC Escher, universos infinitos". Ya mi amigo Manuel Pérez Báñez la ha visitado y nos lo cuenta en su  blog: "Crónica de asombros: los mundos de Escher".

Pero, aún cuando me interese, y mucho, no es de Escher de quien quiero hablar en este post, sino de mí y las visiones y sensaciones repetidas que se producen en mí, cíclicamente, en relación a la educación.


Alguna vez he comparado la educación con la agricultura, y como ella, la educación tiene periodos anuales de plantación, de riego, de cosecha y de barbecho. Y luego, cada clase, cada materia, repite cada año, con pocas variaciones, los mismos conceptos, los mismos ejercicios, la misma evaluación.

Mucho se habla ahora de la educación pública, y de mareas, y como ellas, el ciclo se repite desde hace años, ajustes, recortes, protestas, más ajustes, más recortes, más protestas.

Y siempre, repetidos, los congresos, eventos, conferencias donde se repite como un mantra palabras como "cambio educativo", "TIC", "innovación", "PLE", "competencias"…

¿Y por qué me suena todo esto a "Déjà vu"?

Mañana, o pasado, nos hablarán de cambios, de tecnologías, de proyectos, de emprendedores, de innovación, de cambiar "poco a poco", de entusiasmo, ánimo,…

Hablarán.

Pero luego, vueltos a las viejas aulas, a los viejos currículos, a la vieja jerarquía docente, algunos nos daremos cuenta, o quizás no, de lo que decía Albert Einstein:

"No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo."


sábado, 8 de octubre de 2011

Concurso de Pintura "Mesa y López" 2009

Fíjense bien en el título: este es un post que debí escribir en 2009.

Este es un largo post que he estado postergando, porque es muy personal. 
Es también una historia de aprendizaje, de amor propio y de ego, y por eso la traigo aquí, aunque la copiaré en mi otro blog, "Acuarelas y Apuntes".

La dificultad para escribir este post viene de dos factores:

1. Los concursos
Nunca he sido favorable a concursos artísticos, ni para mí ni para mi alumnado.
Me parece, hay excepciones, que pueden hacer más daño que bien. Generalmente son recursos que se toman para promover o publicitar algo, donde unos/as pocos/as salen premiados, a veces demasiado subjetivamente, y otros/as muchos/as más, el resto de participantes, suelen recibir un mensaje negativo.

Yo prefiero muestras colectivas, exposiciones, participaciones conjuntas, pues en Arte, creo yo, es mejor la difusión y diversidad que la selección y la clasificación en supuestas "calidades" o estilos. A mí me resulta muy difícil decidir, si el tema y técnica son libres, entre dos obras de arte cual es la mejor. La variedad es Arte.

Dicho eso, y quizás contradiciéndome, los concursos de pintura al aire libre me parecen un gran recurso, porque sacan el Arte de los estudios a la calle, de los especialistas a la gente normal, y nos enseñan a mirar a nuestro alrededor. Cualquiera, aficionado, profesional, puede pintar ese día lo que quiera y como quiera, siendo visible y gozando, o no, del contacto y opinión, discutible, pero respetable, de la gente de la calle.

Así que, en su primera parte, durante el concurso, mientras se pinta, se produce esa muestra colectiva que yo decía, con el acicate además de poder ver "in situ" gran variedad de artistas, técnicas, colores, y temas.

Lo que viene después me gusta menos, cuando se deja de pintar, esa especie de bazar turco de pintores y sus obras, esa larguísima espera, el jurado, la selección, los premios, el fallo, la exposición posterior, se corresponde más con los factores del momento, con la visión de los "expertos/as", con los compromisos, con la suerte…

2. El ego y el miedo al fracaso
Hablar de uno mismo, hay quien me dirá que no, siempre me resulta complicado. Y tratándose de Arte, más. Tanto si es bueno como si es malo lo que escribo, camino siempre en el filo entre el ego y la timidez. Uno se ve en el espejo cada día, y no siempre se reconoce. Y lo que ven los demás en uno no siempre es lo que uno ve.

Por otro lado, tanto si ganas un concurso como si lo pierdes, cuesta hablar de ello. 
Si ganas, porque tu ego, a menudo necesitado de aliento, suele sustituir a tu razón y a tu juicio.
Si pierdes, porque el desánimo, el juicio negativo, suele minar tu confianza y tu juicio también.

Pero aprender de triunfos y de fracasos es parte muy importante del aprendizaje. Mantener el Arte en cajones y vitrinas por miedo a ambos te paraliza. Ver que nada se pierde y siempre se gana con ello, te fortalece. Eso es lo que aprendí cuando me presenté a mi primer concurso de pintura al aire libre, las fotos que acompañan este post son de aquel día.

Así pues, tras esta larga autoexplicación el relato de lo sucedido, el verdadero post, podría ser éste::

En octubre de 2009 decidí presentarme por vez primera a un concurso de pintura al aire libre, el XIV Concurso de Pintura Rápida Las Palmas de Gran Canaria que convoca cada año la Asociación de Comerciantes de Mesa y López en Las Palmas de Gran Canaria.


Con un caballete prestado, unas pinturas acrílicas, pinceles, agua y paños, me fui a la avenida de Mesa y López aquella mañana de sábado y me puse a pintar en la zona más soleada del paseo.



Tras cuatro o cinco horas mirando, mezclando, pintando, corrigiendo, conseguí ver mi cuadro, "Rambla", terminado:

Vinieron después otras tantas horas de exposición en el paseo con muchos otros cuadros, la visita de mi familia, la comida rápida de unos bocadillos, la espera…


 Y luego más espera, el jurado que delibera, el alcalde de entonces que no llega, la lectura pausada de los premios, los nervios…


Y la emoción y la sorpresa, la mía, la de mis hijos, de mi mujer, la gente alrededor, cuando sonó mi nombre premiado, y la satisfacción del premio, la de mis hijos conmigo…

Al día siguiente, una breve reseña en el periódico mencionaba mi nombre y el de los demás premiados, y aún se puede ver mi nombre en la web de la Asociación de comerciantes de Mesa y López, y la obra también:











Un mes después, el 20 de noviembre, se inauguraba una exposición conjunta con los cuadros premiados. Allí, tras aquellas personas allí reunidas, estaba mi cuadro, "Rambla":


Aquel día cumplí 50 años. Mi primer premio y mi primera exposición colectiva.

Aquel cuadro nació y desapareció de mis manos con una rapidez nunca repetida.
Hoy estará  quizás en algún despacho de la empresa Unelco o en alguno de sus pasillos.
Aquellos 900 euros se quedaron en unos 700 reales y luego los declararé en mi renta.
Ni el premio ni la exposición me fueron reconocidos como mérito por la administración educativa.

Lo que no perderé será el recuerdo de aquellas sonrisas, la sorpresa y gritos de mis hijos "¡somos ricos, papá, somos ricos!", mi lucha contra el tiempo, el lienzo en blanco, la crítica rápida o simplona, la admiración de ancianos y de niños.

Así que, después de aquello, y a pesar de ello, y sin tanto éxito, he pintado otras veces, en otros concursos. Y mañana, sábado, llevaré mis pinceles y un lienzo en blanco al mismo lugar que aquella vez, a luchar contra el tiempo, el miedo, los colores cambiantes, el cansancio y la crítica. A mirar a la calle y a la gente, a interpretar las líneas, a componer diversos trazos, a divertime un poco. 

Gracias.
(Este post, "me" lo debía.)

Una curiosidad final: unos días después de aquello intenté reproducir en una web, Sketchfu, el proceso que seguí para pintar el cuadro. El video resultante lo incluí en un post en otro blog, "Animada Mente", que tengo abandonado desde entonces. Lo añado aquí:


Make your own drawings at SketchfuMore from this artist at SketchfuShare this drawing from Sketchfu
Learn how to draw cartoons, comics, and anime at Sketchfu!

jueves, 6 de octubre de 2011

"Docentes por la igualdad de género"



Teachers for gender equality - World Teachers' Day 2011 
Les enseignants pour l'égalité des genres - Journée mondiale des enseignants 2011 
Los docentes por la igualdad de género - Día mundial de los Docentes 2011

Ayer, 5 de octubre, fue el día mundial de los y las docentes de 2011, #wtd2011.
El tema escogido fue la igualdad de género. Como otros años, en la web http://www.5oct.org han puesto los carteles y la documentación, y también en la web de la Unesco se anuncian actos y foros relacionados con este día.

Aquí pueden ver una composición mía con los carteles en otros idiomas:



En el modelo del cartel en español se lee "los docentes para la igualdad de género", y no "los docentes por…" como aparece en la web. Y pienso yo si no será mejor elegir y preparar a los docentes del futuro para la igualdad de género y no convencer a los actuales para que actuemos "por la igualdad de género".

Quienes trabajamos en la Educación ya sabemos del esfuerzo y proporción de mujeres que se dedican a la enseñanza, muy superior al de otras profesiones. Hubo un tiempo gris que algunos quieren olvidar en que la única profesión a la que se dejaba acceder a la mujer era la de maestra. Y además, yo añadiría, fueron mal formadas, mal pagadas, mal tratadas y manipuladas.

Pero no sólo fue aquí. Basta leer los informes mundiales de la UNESCO y podemos leer: 

"La docencia, especialmente a alumnos jóvenes, es una profesión en la que predominan las mujeres. A nivel mundial, casi el 90% de los docentes de primera infancia y más del 60% de los docentes de primaria son mujeres. Estas proporciones varían cuando se incrementa la edad de los estudiantes: en la enseñanza secundaria, alrededor de la mitad de los docentes son mujeres, y en la educación superior, casi el 40%. Además, las mujeres están subrepresentadas en los puestos de liderazgo en la escuela."

Los docentes hablamos mucho. A veces demasiado. Y se habla de nosotros. Mucho. 
Pero también callamos. Mucho. A veces demasiado. Y nos callan. Y se callan. Mucho.
Poco he leído y oído hablar en estos días de igualdad de género… en la educación.

Los modelos que tenemos en la escuela y en las familias se trasladan a nuestros hijos y a la sociedad: escuelas segregadas, escuelas femeninas y masculinas, escuelas desiguales, escuelas que marginan y escuelas que maltratan, escuelas para ricos y escuelas para pobres, esas escuelas aún están entre nosotros, esas escuelas marcan nuestra sociedad y parece que el futuro. Pero nadie las ve, o quizás no queremos verlas. Como aquel tiempo gris.

Les dejo con más carteles. Con más palabras, ecuaciones, ilusiones escritas en pizarras:


martes, 4 de octubre de 2011

Innovación educativa con TIC en Educación Artística, Plástica y Visual - Ángeles Saura


(Si pulsan aquí arriba, en el título, podrán acceder al enlace del libro en la web de la Editorial MAD)

Así se titula el libro que Ángeles Saura (Artenlaces, Red Educación artística en clave 2.0, UAM, artista,…) ha publicado hace unos días, y que me llegó ayer lunes, en el que he tenido la fortuna de colaborar en la portada, de ser mencionado junto a otros/as grandes profesionales, y de publicarse en su interior mis carteles de las exposiciones de Avatares (una de mis "inutilidades", ¿recuerdan?).

Gracias, Ángeles.

Al hablar de Ángeles ya no puedo ser imparcial, sino muy parcial, ya que en las colaboraciones con ella a distancia se ha ido forjando una amistad y complicidad que no es habitual. Resulta para mí muy expresiva la forma en que, tras colaborar a distancia en los carteles de las sucesivas exposiciones de Avatares 2.0, tuve que escaparme sin comer de unas reuniones en Madrid para poder conocerla en persona.

Sería hace un año. Allí estaba yo, esperando en la puerta cerrada de la Corrala de Madrid, cuando llegó un coche muy cargado. Tras los saludos y sorpresa inicial, Ángeles me fue pasando los distintas obras que componían aquella exposición y que fuimos descargando en la acera. A continuación se marchó a aparcar, y allí estaba yo, en una calle vacía, custodiando aquellas obras de arte, entre las que estaba el propio busto blanco de Ángeles, mirando hacia la puerta.

Al poco tiempo llegaba ella y Amador, un compañero, y entre los tres fuimos entrando las obras y llevándolas al local de la exposición.
Tuve así la ocasión de ver las obras, que sólo conocía en pantalla, de ayudarle y de tener en mis manos el cartel de la primera exposición, el primero de los que, como hoy este post, me habían robado el sueño, colocando este o aquel detalle que lo hiciese igual, pero también distinto a los carteles anteriores.

Terminamos Amador, Ángeles y yo haciéndonos fotos en aquel espléndido patio de La Corrala.

Y luego, Ángeles y yo aún pudimos hablar mientras tomábamos algo en un bar cercano y contarnos parte, imposible todo, de nuestros"avatares", ella como profesora de Educación Artística en la Universidad Autónoma de Madrid, y yo, bueno, como lo que soy. Nos despedimos con las prisas habituales de Madrid, y como era lógico, nos dirigimos a llegar tarde a donde hace tiempo deberíamos haber estado.

Aquella exposición, como las demás, no la pude ver, salvo en fotos, claro. ;-)

Epílogo:
Se preguntarán quizás, tras leer mi post anterior, y quizás pensando que en él propugno la nostálgica vuelta al carboncillo, a la pluma, al pincel y al profesorado"artista", que qué pinto yo en un libro sobre Innovación educativa con TIC en Educación Artística.

Se equivocan en ese caso. Llevo desde 1993 usando ordenadores para mi materia y para mi arte, buscando nuevos recursos, experimentando, aprendiendo, y las TIC forman una parte importante, si no excesiva, de mi tiempo diario.

Lo que sí alerto, advierto, observo, es que cada edad requiere unos instrumentos de aprendizaje, que el mundo sensible y variado que constituye el Arte no se sustituye, como en una orquesta, por un único instrumento, que un programa que se limita a unas opciones, o a una pantalla, que"imita", no crea, sólo aparenta crear, y que hoy en día ni las tecnologías ni las conexiones están tan ampliamente extendidas en las escuelas como para permitir una enseñanza artística igualitaria únicamente con TIC.

Evidentemente, el arte viene y vendrá ligado a las TIC, pero no sólo usado como tablero o pizarra de dibujo, sino como objeto integrado, como cámara, piano, teléfono, diccionario, telescopio, lienzo o cualquier arte que seamos capaces de inventar o interpretar con ellas.

Pero, por encima de todo, no olvidemos al actor y autor principal de la educación, que es el discente, el alumnado, en sus distintas etapas de desarrollo, de crecimiento, de expresión. Observémoslo de verdad y démosle la opción de expresarse libremente, de mezclar, de jugar, de experimentar, compartir y desarrollar la creatividad natural con que llega a nuestras escuelas. Y no olvidemos que como el deporte necesita de ejercicio, el arte sigue necesitando del tacto, la vista y la imaginación.