"Downgrading"…

Es este un post repensado -y eludido- desde hace tiempo. Un resumen rápido sería en 4 "pes": sólo soy un pequeño y pobre profesor llamado Pedro.

Quiero decir con ello que no soy -o al menos no siento que lo sea- ni de lejos tan bueno como se ha dicho y escrito -algo que agradezco y aprecio sinceramente, no obstante- de mí.

"Downgrading" es el título que quiere resumir mi sensación ahora: degradarme, bajar escalones, ponerme en mi lugar, en mi "aurea mediocritas" que decía Horacio, por buscar algo más latino, más "discente".

Escribo teniendo al lado la revista "c&p - Comunicación y Pedagogía", que amablemente me envían, con una reseña a este blog, y que me recuerda los -pocos- añitos que llevo con él.

Pero resulta que, después de empezar a escribir aquí descubro que lo que quiero decir hoy ya estaba escrito -y mejor- por mí mismo en este blog: "Yo no soy YO (3 años de impostor)".

Pasado año y medio, he podido conocer más personas valiosas: Isidro, Néstor, Lucía, Aníbal, Montse, Gregorio, Manuel, Ainhoa, Ángel, Lourdes, David, Berta, Jacinto,… son tantas… y mantener contacto con otras: Gabriela, Esperanza, Alicia, Daniel, María, Mertxe,… y aún son más. Imposible mencionar a todos y todas.

Pero yo sigo siendo un aprendiz. Mis clases siguen tradicionales y su currículum aún más. Mis aulas virtuales son testimoniales y mis conocimientos limitados. El sistema educativo no cambia y sigo siendo un pobre y pequeño profesor.

Eso sí, alguna vez llega hasta mí ese polvo de ángel que cae de estas grandes personas, y parezco brillar. Pero no se confundan, en esos casos yo no intento volar: tomo parte de ese brillo y lo dejo en un dibujo, en una frase corta o, a veces, en un post. Salud.










Nota: post escrito desde el móvil. Editado posteriormente desde web.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Pedro, aunque percibo que no te sientes cómodo cuando te lanzan parabienes, déjame incomodarte un rato!

Te alabo ese ejercicio de modestia que creo sincero y muy necesario.

Te alabo ese espíritu de eterno aprendiz.

En definitiva, alabo tu cordura (esa capacidad mental que predispone a una justa percepción, apreciación, comprensión y actuación) a la hora de dar valor a las cosas en su justa medida.

Alabado seas, Pedro. ;-)

Saludos

@MonVall
©Lola ha dicho que…
Con esto que has escrito, queriendo o sin querer, has hecho upgrading ;))
Mua
Olga ha dicho que…
Puesto que aprender es vivir, me alegro mucho de que seas aprendiz. Tenemos mucha vida por delante. ;)