martes, 8 de junio de 2010

La huelga - en modo impermeable

Hoy no fui a la huelga.
No me parecía hoy la estrategia más adecuada.
Otras veces he escrito sobre huelgas, ajenas y propias.

Me resulta extraño escribir sobre algo que uno no ha hecho, aunque ciertamente mucha gente lo hace, pero la lectura del breve post de Ana Aldea "La huelga", en su blog "En modo esponja" me llevó primero a comentar en Twitter y luego a  comentar allí mismo mi opinión.

Lo que hago ahora aquí es compartir lo comentado en el blog de Ana Aldea.
Al final, copio el texto de Ana, aunque animo a pasar por su blog y compartir allí vuestras opiniones.


......................................................................................................................................................


Como una cuchillada: cortita y superficial.
Así lo he escrito en Twitter tras leerte.

Nunca me han gustado las generalizaciones: es como mezclar mil colores, al final queda el color mierda.

Mezclas médicos/as, profesorado, policías, administrativos/as, subsecretarios/as, asesores/as y les asignas un único apelativo, "funcionarios", y un único objetivo: tener el pan garantizado. Dices que aquí no se sirve a nadie y que somos insolidarios.

Bien: hoy no fui a la huelga, no me parece la mejor estrategia, pero defiendo el derecho de otros/as a hacerla.

En 20 años es la primera vez que se reduce el sueldo. Hemos tenido congelaciones y subidas ridículas, pero nunca habíamos acabado el año cobrando menos. Y además un %, bonita progresividad, diferente para un funcionario mileurista, que los hay, que para un alto cargo.

Esos mismos sueldos y pensiones mileuristas de las que han vivido muchas familias con sus miembros en paro.

Y somos (son hoy) insolidarios… ¿más que los controladores, que los empleados de empresas privadas, que cualquier otro trabajador que quiere mantener su sueldo?

En los presupuestos del Estado hay muchos otras partidas donde recortar. Lo explica mejor que yo Ramón Castro .

Se ha elegido a los funcionarios primero. Somos dóciles y cobardes. Luego vendrán otros recortes laborales. Para todos y todas.

Entonces, seguramente, volveremos a hablar de solidaridad.

......................................................................................................................................................




Hoy los funcionarios van a la Huelga. La bajada máxima de los sueldos más altos será de un 5% .
Mientras, los que no somos funcionarios no sabemos si tendremos trabajo el mes que viene, mucha gente ha perdido su empleo y a otros muchos se les acaba la presentación de desempleo. Pero los que irán a la calle hoy son los únicos que saben a ciencia cierta que no van a perder su empleo.
Y luego, los sindicatos nos hablarán de la solidaridad de la clase trabajadora. Si fuesen como en Europa, “Civil servants” entendenrian lo que significa. Pero aqui ser funcionario no es servir a nadie, es tener el pan garantizado.
Enhorabuena, funcionarios, hoy nos dais a todos una lección de solidaridad.