lunes, 7 de junio de 2010

Ausencias (a Manuel)

Quien sabe de ínsulas, sabe de ausencias, sabe de mares antiguos, sabe de piedras hundidas.




Duro es vivir lejano y ausente. Duro es ver partir la gente. Duro es el tiempo y la distancia.




Y el mar no contesta. Va y viene. Avanza y retrocede. Borra mis huellas. Lanza su espuma y su sal. Repite su sonido, casi como un latido.




Sólo cuando una pequeña mano, quizás dos, se agarran a las mías, ya vacías de piedras, y siento su calor y su latido, me doy cuenta entonces que el mundo es circular, y que algún día, serán ellos quienes estarán frente al mar, sintiendo mi ausencia, con sus manos, quizás, llenas de piedras.




Y vuelvo entonces junto a ellos, pisando arena seca, para vivir, para sentir, para entregar presencia y tiempo, pensando en que quizás ellos tampoco entiendan algún día mi ausencia injusta, repentina, inevitable, pero recuerden aquellos pasos que dimos junto al mar.




Este texto nació como comentario en el post "Vivir (a Lolo, a todas mis ausencias)" publicado por mi amigo Manuel Pérez Báñez en su excelente blog "Ínsula Dulcamara". Allí lo comenté y a él se lo dedico.

La imagen, de la que no he podido averiguar su autoría y atribución, circula en Internet con el título amor-a-padres-playa.jpg Yo la encontré en el también excelente blog "El Adarve", de Miguel Ángel Santos Guerra, en su post "Quien educa ama".

Si alguien conoce la autoría de la imagen le ruego me lo haga saber en los comentarios. Gracias.

2 comentarios:

Fernando García Gutiérrez dijo...

Muy bonito, Profe.

La foto no sé de quién es, pero el sentimiento que expresas es universal, y muy dulce.

Además mencionas a mi maestro Santos Guerra, quien me enseñó que la primera visita que tenía que hacer, para conocer culturas escolares, era visitar el WC de alumnos. Qué tío.

Digo yo, Pedro, que esto es realmente el éxito mayor de la web 2.0. Mira qué noticia para un periódico que no sólo dé malas noticias: "Las personas usan la web 2.0 para mostrar sus sentimientos, también."

La revolución del "emoriware", @fgpaez dixit.

Un abrazo.

Manuel dijo...

Nuevamente aquí y allá en mis territorios insulares te agradezco el detalle por lo que has escrito y el sentimiento que hay tras el texto.Lolo Pavón era uno de mis mejores amigos, con quien compartí confidencias, éxitos y fracasos durante años y años. Luchó y luchó por ganarle el pulso a la muerte pero no pudo ser, no pudo ser. Mierda de mundo...Al menos nos quedamos con su recuerdo y por supuesto, con su arte.