martes, 19 de mayo de 2009

Los tres timos (o mitos) de las TIC: Herramientas (1)

Con el desparpajo que me dan mis cuatro años con estas TIC.
Con la ventaja que me da ser ahora un simple profesor de dibujo.
Con la lucidez relativa que me dan mis 49 añitos.

Hoy quiero hablar de timos sobre las TIC. También podríamos llamarlos mitos, depende si sentimos engaño o admiración. Ocupan el centro de toda reunión sobre tecnologías de la información y de la comunicación. Se habla de ellos, nos pasamos horas leyendo, escuchando o escribiendo sobre sus maravillas y sus problemas.

Estos timos son tres: herramientas, formación y redes.

1. Herramientas. (o su Facilidad).

Cada vez me cansa más, y odio más, el oir hablar de herramientas en las TIC. Se les llama herramientas no sólo a los ordenadores (hardware) sino también a los programas (software).

Hoy todo es una herramienta, ya sea un portátil o el PowerPoint.
Y como toda herramienta ha de ser útil, pero sobre todo fácil.
Cualquier elemento de las TIC se evalúa no desde sus resultados, sino desde su facilidad.

Estos días he oído la fácil comparación de un ordenador con un lápiz. Según me cuenta Juan Rafael, esto parte de un paralelismo que planteó Papert, el creador del lenguaje Logo...¡hace 40 años!. Según entonces, si un niño sabía usar un lápiz, sabía usar un ordenador.

Así pues, primer mito, simplificamos: todos los ordenadores, todos los programas, son iguales a un lápiz, por lo tanto todos son fáciles de manejar y aprender.

Recientemente, Sugata Mitra ha desarrollado una teoría que alguien podría creer similar, en su recomendable charla en TED, "un agujero en la pared":

Si embargo yo creo que es completamente diferente y más complejo su argumento. Sugata Mitra no creo que diga que es fácil aprender TIC, sino que los niños, si se les da acceso y tiempo, si trabajan colaborando entre ellos, y sobre todo practicando, son capaces de aprender por sí solos determinados procesos, como navegar, buscar y jugar con las TIC. Pero no creo yo que eso sea "fácil".

Así pues, si van a un evento TIC seguro que oirán hablar de la facilidad de las herramientas TIC, ya sea el último modelo de netbook, un programa procesador de textos, o el último recurso etiquetado como 2.0. Este es un timo-mito que he oído en todas las reuniones TIC. Casi centra el 90% de las charlas. Si es fácil, todo son herramientas. Si es fácil, todo el mundo puede. Si es fácil, no hay que comparar entre resultados. Si es fácil no hay que pagar por ello, ya sean máquinas, programas o trabajo TIC.

Y además, este primero afecta al segundo timo, del que hablaré en próximo post, la formación.



7 comentarios:

Fran Iglesias dijo...

Podríamos empezar preguntándonos qué entendemos por facilidad, que es como el meollo de la cuestión.

Juan Rafael Fernández dijo...

Por alusiones :-)

1.- Papert no dijo esa tontería, e inventó el ataque a la facilidad. Te aconsejo que le eches un vistazo (mejor una lectura meditada) a «La máquina de los niños» y seguimos hablando.

2.- ¡Parte de lo que escucho por ahí me recuerda tanto el "que inventen ellos"!

3.- Estoy de acuerdo con Papert, y contigo: no lo fácil, lo interesante. Pero recuerda que nos encontramos a compañeros/as asustados, y es una forma de entrar.

Saludos

Juan Rafael Fernández dijo...

Quiero matizar: primero retiro la palabra «tontería» y pido perdón por usarla. Segundo: ¿quién ha dicho que la lecto-escritura sea fácil? ¡Mira cómo se me dispara el lápiz después de tantos años!

Pedro Villarrubia dijo...

Fran,
Difícil cuestión me planteas: definir un concepto relativo, ya que cada persona considerará distintos niveles de facilidad. En principio, yo entiendo por fácil aquello para lo que no necesito formación, aquello "listo para usar". Durante años se han vendido ordenadores y sus programas como recursos fáciles para tareas complejas. Y creo que no es así.

Juan Rafael,
Puedes decir aquí tontería y cualquier palabra que nos sirva para el debate. :-) y me temo que, a no ser que seas de los que escribe un borrador en papel, no ha sido un "lápiz" el que se te ha disparado.

Seguramente no Papert no dijo eso, (aunque encontré este enlace, que habla de "pencils") y es posible que, si mi inglés básico me lo permite, profundice en esa lectura que me aconsejas y hable con más propiedad. Pero no creo que él se moleste ni pierda su prestigio por lo que aquí escribo.

Lo que sí me parece claro es que empresas e informáticos, con ese paralelismo u otro, nos han vendido la burra de la facilidad durante años, y nos la hemos tragado: se maneja en un minuto, en 5 minutos una presentación, en 10 un vídeo, escriba fácil... y no es así de fácil... obtener un resultado digno.

Y...¡qué benévolos somos a veces con nuestros compañer@s! ¿asustados? ¿de verdad? ¿no será más bien abúlic@s, cansad@s, aburrid@s, desinteresad@s? se les dice que es fácil y se consigue así que muevan sus culos de sillón a sillón. Se les mandan cuatro cositas, un trabajito de 10 minutos y así no se cansan mucho... Esto entra dentro del segundo timo-mito: la formación, pero lo escribo aquí:

- La formación, si es fácil, no es formación. La llamaremos reunión, sarao, encuentro, pero que no den puntos por eso, porque es lo mismo o seguramente menos que lo que se puede aprender en la cafetería de mi centro (si la tuviese,;-)). Saludos.

Juan Rafael Fernández dijo...

Hombre, después de cuatro años de asesor entenderás que mi opinión sobre la formación no quepa en este recuadrillo, pero te felicito por tu rotundidad.

Quería empezar por agradecerte que no te agarraras a la palabra sino a las ideas. Pero sigo explicándome mal: la lecto-escritura (lo que se hace con el lápiz) no acaba con el dominio del trazado de las letras. Entonces empieza lo difícil: elegir las palabras, tener algo que decir y saber decirlo. Pero ¿cuántas horas de uso del lápiz son necesarias para escribir El Quijote? Quizás debamos tener paciencia con los que están trazando sus primeras letras digitales.

grupo 5 dijo...

Las TICS no son fáciles, podemos asegurar que son accesibles, que facilitan la adquisición de conocimientos y divulgación de información. Pero para lograr su manejo o dominio es presiso contar con la persistencia del usuario en su aprendizaje y ello requiere de mucho tiempo y paciencia.

Pedro Villarrubia dijo...

Juan RafaelGracias a tí por aparecer por aquí y compartir. Iba a decirte lo mismo: viendo a niños pequeños practicar en la lectura y escritura se da uno cuenta de la dificultad que implica llevar el lápiz con un trazado correcto. En ese sentido, admito el paralelismo.

Pero conviene conmigo en que no es así como nos lo plantean las empresas, porque, basándose en nuestro olvido, nos dicen que es tan fácil como manejar un lápiz, y olvidan los años de aprendizaje.

Respecto a la noble paciencia, yo la sustituiría por admiración por los esfuerzos, sin olvidar la irritación ante quienes ya sabemos que se esfuerzan sólo lo mínimo.

grupo 5Me contradigo quizás con el post si digo que, si bien las TIC no son fáciles, sí son recurrentes, quiero decir que una vez inmersos en ellas nos resulta más asequible acceder a nuevos recursos. Si no damos ese primer paso, nos resultarán no sólo difíciles, sino imposibles.

Saludos