Ir al contenido principal

La cancamusa del Arte


"Escapando de la crítica", 
trampantojo de Pere Borrell del Caso


Aclaración: este post nació como un comentario al post "La cancamusa artística". Luego creí oportuno compartirlo aquí. A mis años creo poder atreverme a escribir sobre esto.



Reconozco que no conocía el significado de cancamusa , pero sí el de la pena. Y por esa palabra sí que soy capaz de intervenir.


Nunca he sabido qué es exactamente el Arte, pero sí que desde siempre ha vivido del engaño: de convertir paredes en paisajes o palabras en música, de que un golpe se haga ritmo o de que una lágrima resista mil años.

Pienso también que el Arte es sentimiento, y que puede ser risa y burla, y también llanto y dolor. Nunca he sabido el valor del Arte, si lo es más por quienes lo aprecian o por quienes lo venden, por quienes lo atacan o por quienes lo defienden.

A mi me parece que el Arte es como el agua, que brota y se agota, y se comparte, y se escapa cuando queremos atraparlo. A veces lo encerramos en una urna y decimos "esto es Arte" y se escapa entonces por las rendijas como vapor de agua.

Y también creo que el Arte es humor y teatro, y farsa y duda. El Arte es infantil y al mismo tiempo antiguo. Es curioso e inquieto, fugaz y eterno. Es local y al mismo tiempo universal. Personal y colectivo. Ya ven que poco sé de Arte.

Tan poco sé de esto que, cuando alguien me cuenta que el Arte es esto o aquello, lo miro entre asombrado, y receloso, esperando averiguar el truco con el que pudo atraparlo, clasificarlo, atento a la cancamusa con la que pretenderá desorientarme para que crea que ese Arte es bueno o malo.

Posiblemente, antes de que acabe su discurso, me encontraré mirando una línea en el techo, los colores del cielo, escuchando el silbido del viento, el ruido de unos pasos, una pantalla rellena de risas y colores, para encontrar allí, seguramente, otras miradas asombradas y recelosas.

Yo no sé si un Arte es bueno o malo. Pero me gusta dejar que el Arte se exprese, que el Arte nos encuentre. Y esperar también a que sean la pena, la alegría o la ira quienes me digan lo que siento. Posiblemente hay engaño en el Arte. Posiblemente no todo lo etiquetado así es Arte para mí. Pero eso no invalida cualquier esfuerzo por crearlo, por cambiarlo, por difundirlo, por compartirlo.

Y me niego a que etiqueten el Arte para mí o para otros, a que lo seleccionen o valoren por mí o por otros. Dejen los dogmas y pontificados para otros ámbitos y territorios y permitan a todo el mundo, pero sobre todo a los jóvenes, adivinar, pensar, crear y juzgar libremente el Arte que quieran. El Arte que sientan.

Que la cancamusa del Arte nos siga engañando. Por muchos años. Con mucho gusto.

Comentarios

Antonio ha dicho que…
Muy bonito, Pedro, pero es tan fácil caer en el chiste: el arte es morirte de frío...
Pedro Villarrubia ha dicho que…
:-D pArte del Arte es: helArte. hablArte, mirArte, escuchArte, esperArte, tocArte, coloreArte, dibujArte, cantArte, representArte, y en pArte, retArte. El Arte repArte y compArte.

Entradas populares de este blog

27 opciones para crear avatares online

Buscando opciones que permitiesen "potachovizar" o "primaverizar" online… (adelanto que no encontré ninguna, me temo que tendría que aprender a programar en Flash o HTML5 para conseguirlo) encontré sin embargo muchas opciones para elaborar avatares online, que he dividido en cuatro categorías y que paso a compartir.
Muchas de estas webs que menciono requieren registrarse en ellas para seguir todo el proceso de creación del avatar. No en todos los casos lo he hecho, por lo que los resultados finales sólo los apreciarán quienes hagan eso. Saben que, como en casi todo, la práctica nos permite aprender y decidir mejor.
Para quienes tengan prisa, resumo aquí los 27 recursos con sus enlaces a sus webs. A continuación los desarrollaré un poquito y los ilustraré con una captura de pantalla: 1. Avatares gráficos (13): DoppleMe, Zwinky, Otaku Avatar Maker, Portrait Illustration Maker, Portrait Mail, Digibody Caricature Maker, Picasso Head, Create Your Simpsons Avatar, SP-Studi…

El Día de los Finados en Canarias

Hace dos años escribí un post, "Noche de difuntos y no el jalouiin de las ... narices"
y antes, "Pedagogía de la muerte ¿otra asignatura pendiente?"

Es posible que ya haya escrito todo lo que soy capaz de escribir sobre este tema, pero esta semana, mi hija, a un par de semanas de cumplir 8 años me pidió que le buscara información sobre "el día de los finados" para llevarlo a su clase.

Rescaté un viejo texto que usaba en clase, escrito hace ya hace unos años, partiendo de datos que encontré y de otros que me proporcionó mi compañera de Filosofía, Soraya Betancor. Lo comparto aquí, y la imagen-poster que le dí a mi hija para clase:

.................................................................................

EL DÍA DE LOS FINADOS

Hoy, hay gente que le llama "Halloween", que en inglés es una contracción de "All Hallows Eve", o Víspera de Todos los Santos, pero este día ya se celebraba en Canarias como el día de los finados o "finaos&q…

"10 Lecciones que las Artes enseñan", por Elliot Eisner

“ Diez lecciones que las Artes enseñan “ por Elliot Eisner
1. Las Artes enseñan a los niños a tomar buenas decisiones sobre relaciones cualitativas. A diferencia de la mayor parte del currículum en el que las respuestas correctas y reglas prevalecen, en las Artes el juicio y opinión prevalecen sobre las reglas.
2. Las Artes enseñan a los niños que los problemas pueden tener más de una solución y que las preguntas pueden tener más de una respuesta.
3. Las Artes muestran múltiples perspectivas. Una de sus grandes lecciones es que hay muchas maneras de ver e interpretar el mundo.
4. Las Artes enseñan a los niños que en las complejas formas de resolver problemas rara vez hay una única solución, sino que cambian según las circunstancias y la oportunidad. El aprendizaje de las Artes requiere la capacidad y la voluntad de entregarse a las inesperadas posibilidades del trabajo que desarrollan.
5. Las Artes hacen visible el hecho de que ni las palabras en su forma literal ni los números nos muestran t…