viernes, 28 de noviembre de 2008

Javier Martínez Aldanondo: La Tecnología, llave para cambiar la Educación

Siguiendo con el rescate de intervenciones, traigo aquí casi cinco minutos de la conferencia "Tecnología, el caballo de Troya para la Educación", que impartió D. Javier Martinez Aldanondo en la apertura de la jornada DIM-Aulatic de 24 de marzo de 2007, a la que, ya saben, tuve la fortuna de asistir.

El vídeo original, de 43 minutos, lo pueden encontrar en la propia página de vídeos del congreso AULATIC.

video

Nos dice el señor Aldanondo, entre otras cosas, que la tecnología tiene la llave de la Educación, pero para hacerla totalmente distinta. Que debemos pensar qué hacer con la tecnología, no repetir con ella lo que ya estamos haciendo. Que la educación no es presentar contenidos. Que hay que inventar un lenguaje distinto con estos medios. Y que qué sentido tiene tener a los ordenadores arrestados en un aula de informática. Les dejo con él. Y les recomiendo leer sus artículos en Tokland, o en Learning Review.

4 comentarios:

Pilara dijo...

¿Podrian ponerme un ejemplo práctico de: "hay que inventar un lenguaje distinto". Me refiero a experiencia en el aula con alumnos de primaria, por ejemplo.

Pedro Villarrubia dijo...

Yo creo que el lenguaje distinto se refiere a usar recursos que no puedan ser sustituidos por los tradicionales, el libro y la pizarra.

Sin ser yo un experto en infantil, a mí se me ocurren algunos como el "fantasmín" del CNICE, o como los webquest de Carme Barba.

Celestino Arteta dijo...

Yo entiendo por utilizar un lenguaje distinto lo siguiente: realizar salidas y tomar fotografias, con las fotografias contar historias con herramientas web 2.0 incorporando el audio y el texto, geolocalizando los puntos de interés en un mapa y compartiendolo con otros compañeros del colegio o de otros colegios. En definitiva un lenguaje multimedia en el que los alumnos construyan nuevos contenidos.

Pedro Villarrubia dijo...

Existen muchísimas posibilidades. El alumnado como creador y constructor de su propio conocimiento. Precisamente, el blog de Celes (gracias por tu comentario), Educación Tecnológica, es una mina, o mejor diría, todo un torrente, de ideas y propuestas al respecto.