lunes, 14 de julio de 2008

C.I.O. - Encuentro en Vegueta

video
Vegueta - Plaza del Pilar Nuevo - Las Palmas de Gran Canaria

Para quienes no lo conozcan todavía, C.I.O. (o CIO) son las iniciales del Claustro Ideal Oficial, una iniciativa de debate que nació en el blog Efervescente2H, allá por noviembre de 2007, y que hasta hoy lleva 10 ediciones. Precisamente me cupo el honor de alojar el VI CIO aquí mismo, en Discentia

Aunque bien es cierto que, al menos a mí, los últimos me han cogido algo cansado y en plena actividad final de curso, el debate generado en los sucesivos blogs considero que ha sido enriquecedor, y muy útil.

Además, en torno al mismo se han establecido relaciones personales entre los que allí acudíamos. Partiendo de ello, en febrero de 2008, en plena baja por faringitis, creé la red social Ning Claustro Ideal Oficial, como un medio de compartir, conversar, probar las posibilidades de una red social. Una red muy tranquila, con pocos miembros (21) y más cercana a la relajación que a la tensión.

En algún CIO se ha hablado de propiciar un encuentro real, que se planteó hacer en Canarias alguna vez. Organizar algo así, aún siendo poca gente, resulta complicado. Demasiados compromisos, viajes, agendas que coordinar.

Ojalá fuera posible, por otro lado. Como dice mi amigo Aníbal, y lo comparto yo, lo mejor de Internet son las personas. Hay un efecto centrípeto que hace agruparse a aquellas personas que comparten nuestras inquietudes. Este curso he asistido a distintos encuentros (MoodleMoot, Espiral, incluso el Congreso Internet en el Aula...) que me confirman esta opinión.

En este último Congreso en Madrid, creo que ya lo conté, conocí, aparte de mucha otra gente, a Chelucana y YolandaJB, precisamente a quienes en su momento les pasé el testigo del VII CIO en Educarueca.

Yolanda, Chelucana y yo, flanqueando a Stephen Downes en Madrid

Pues bien, el reciente viaje de Andriu, autor de Nada Permanece, a Gran Canaria, preludio de un viaje mayor, permitió reunirnos a la fracción canaria del CIO, Andriu, Ricardo, de Helleniká y un servidor, primero fue en torno a un post de Ricardo, ¡BUENOS DÍAS, SOLEDAD!, que ciertamente no fue nada solitario.

Ese post dio origen a un encuentro en Vegueta, barrio histórico de Las Palmas de Gran Canaria, que ven en el vídeo de arriba. Primero en torno a una comida y luego en una larga tertulia que nos permitió hablar de muchos temas. Los tres, jefes de estudios cesantes, no pudimos dejar de hablar, quizá excesivamente en mi opinión, de todos esos temas que hemos tratado en nuestros CIOs.

Hubo tiempo también para el relax, el humor y el futuro, y hasta para fotografiarnos, en torno a la mesa, y también acogidos por las musas y vigilados por algún fauno. Y dicho esto, aquí les dejo las fotos:
Pedro, Andriu y Ricardo, en torno a la mesa


Los mismos protagonistas, la musa, el fauno y la bicicleta


3 comentarios:

Andriu dijo...

El encuentro fue breve y hermoso, como el aterrizaje y avituallamiento de la paloma en la fuente.

Pedro nos regaló a Ricardo y a mí unas bellas imágenes hechas por él.

El conocimiento a través de la red y su prolongación en la vida real acelera sorprendentemente el proceso por el que se forja una amistad: después de sólo un almuerzo y una sobremesa me pareció como si aquellas fueran sólo las últimas de una serie mayor y antigua.

Nos despedimos con un abrazo que significaba tanto un "adiós" como un "qué gusto conocernos" como un "seguimos en contacto".

Ojalá vuelva a haber otro encuentro, en Vegueta o no.

Pues eso, chicos: otro abrazo más.

Ricardo dijo...

Fue un encuentro fantástico. Sólo puedo suscribir todo lo que dice Andriu y desear que este encuentro se convierta, si no lo es ya, en una amistad duradera y en el primer eslabón de toda una cadena de encuentros.

Pedro, muchísimas gracias, por las imágenes y por la reseña de nuestra reunión y por las fotos. Por cierto, como en ellas se aprecia claramente, soy el más guapo de los tres y, pese a ser mayor que Andriu varios años, parezco más joven que él (jajajajajaja).

Un fuerte abrazo.

Olga dijo...

Chaco, chacho... a la próxima se avisa, eh. Que estamos sólo a una horita larga de avión o de barco.

Nada, que no, que no les perdono... ahora que he vuelto a la vida real, es decir, a leer blogs ;)