miércoles, 23 de abril de 2008

Ayer, hoy y mañana volvemos a estar de huelga

La vida se repite, y ayer en Tenerife, hoy en Las Palmas, y mañana en todas las islas, como hace un año, el profesorado no universitario de Canarias vuelve a estar de huelga.

Esperamos entonces, elecciones, vino una nueva consejera, y las cosas hoy siguen como estaban.

Pedir más dinero por el trabajo que uno hace no es popular.

Ya la prensa provinciana y su director en su blog (curiosamente alojado en otro periódico nacional), bien "homologados", y adobados por publicidad institucional y pseudocartas de la consejera, cantan al derecho de los alumnos, esos alumnos que día a día son olvidados en sus páginas, alimentadas de deportes, publicidad de consumo y contactos.

La Consejería de Educación, esa misma que improvisa normativa a final de curso, que confunde día a día con órdenes contradictorias, que se retrasa en el nombramiento de profesorado, o en el pago de sus complementos, la que termina el camino docente de los alumnos en abruptos exámenes de ingreso, la que abandona los colegios e institutos a su suerte, la que se inhibe en los conflictos, y la que hurta a la comunidad educativa las decisiones que le afectan, ha llamado a una mesa de diálogo sobre Educación.

Bienvenido sea el diálogo, si es que entendemos por el mismo que hablen todas las partes. Pero me temo que años de experiencia y una consejera no excesivamente hábil no aconseja depositar muchas esperanzas.

Y el llamado Gobierno Canario, presidido hoy por un maestro que hace treinta años decidió dedicarse a la política local, luego insular, y que llegó hasta aquí, cuyas políticas de empleo, innovación y por qué no decirlo, de Educación dejan, en mi opinión, mucho que desear, pretende avanzar convirtiendo los centros educativos en guarderías de 7 a 19 horas, como si el único problema fuese encerrar a miles de escolares, retirarlos de las calles, y esperar a que el tiempo y el empleo precario hagan el resto.

Entre tanto, el profesorado canario (no todo, claro, somos un variado mosaico de personas, gustos y tendencias) estuvo ayer y está hoy y mañana de huelga.

Saludos y disculpen las molestias.

1 comentarios:

Pedro Villarrubia dijo...

Recién escrito ésto, me he sentido algo hipócrita, y me explico y justifico:

Yo no estoy de huelga. Mi puesto de cargo directivo, la enseñanza para adultos que imparto, con muy pocas posibilidades de recuperar las clases perdidas, me lo impide moralmente.

Aunque me gustaría estar hoy y mañana con mis compañeros/as en las concentraciones y manifestaciones.

Les pido disculpas a ellas/os y a quienes lean ésto, si encuentran contradicción entre lo que escribo y lo que hago, pero es cierto que determinado profesorado estamos "obligados" a permanecer en nuestros puestos en días como éstos.