jueves, 8 de noviembre de 2007

El techo cayó junto a mi cabeza... hace ...21 días

Actualización: hace 21 días cayó parte del techo, hace 11 vinieron a verlo, "no hay riesgo, es una humedad antigua", y ahí sigue, abierto como una herida... ¿Hasta cuándo?..


CEAD - Las Palmas de Gran Canaria
7 de noviembre de 2007.
Hora: 14:20.


Trabajo frente al ordenador.
Oigo un crujido a mi izquierda.
Algún papel habrá caído del tablón.

Un fuerte ruido, golpes.
Cascotes del techo caen en mi mesa.
¿Qué fue eso?

Miro hacia arriba.
Falta una parte del techo.
Asoman allí dos hierros oxidados.

Se me escapa una exclamación:
"¡ Coñññoooooo!!!"

Vienen algunos compañeros: "¿qué ha pasado?"

Se quedan mirando al suelo. Les señalo arriba a mi izquierda.

Si hubiera estado debajo, recogiendo los papeles de la impresora
como hacía unos minutos...mejor me marcho...

Es real. Vean, si no, más fotos del desastre:



5 comentarios:

Retoryo dijo...

Cooooño! debe ser una señal "de arriba"...

Pedro Villarrubia dijo...

Pues de los baños de arriba vino la humedad,... pero no se crean, que se siente uno como Rajoy bajando del helicóptero...

Y lo primero que se me viene a la cabeza es la canción de DEFCONDOS, "Pánico a una muerte ridícula":

Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.
Castigo divino a la zoofilia.
Pasión que aplasta una roca asesina.
Todos se ríen porque adivinan
qué hacía el difunto con una gallina.

Onanismo casero desbocado
en la cocina del lord diputado.
Bolsa de plástico en la cabeza
y en el muslo las ligas de la asistenta.
Carne festiva en la casa de fieras.
Nubes negras que anuncian tormenta.
Miras al cielo muy estirado
y te cae en a tí el único rayo.

Pánico.
Pánico a una muerte ridícula.

La novia morada se convulsiona
en el día del banquete de su boda.
En su garganta un gran langostino.
La asfixia produce sonoros gemidos.
Cornisas que sepultan a toda una familia
cuando entran a ver una película de risa.
Peatones inocentes que son el objetivo
de desesperados que se lanzan al vacío.

Divertidas fiestas de moros y cristianos.
Lanzas, espadas y lluvia de petardos.
La pólvora no siempre explota donde debe.
Disfrazados de paje hay muchos que mueren.
Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.

Pánico.
Pánico a una muerte ridícula.

Palmarla a lo tonto es degradante:
se ríe hasta el Juez que levanta el cadáver.
Muecas y bromas en el velatorio
y luego un entierro bochornoso.
Nacer, crecer y reproducirse
para luego al morir ser motivo de chiste.
Si ves la sombra de la guadaña
arréglate un poco y pon buena cara.

Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.

Pánico.
Pánico a una muerte ridícula.


Y si los quieren ver y escuchar:
http://www.youtube.com/watch?v=gROguHBUroo

Glora dijo...

Igual es una estratagema de la Consejería para terminar con nosotros... :-)

Pedro Villarrubia dijo...

Pues debe ser una muerte lenta,... llevo dieciocho días días mirando al techo... :-|

Ernesto Schutz dijo...

Desde que lei tu post no dejo de mirar el techo