martes, 9 de octubre de 2007

EEES ... ventajas e inconvenientes


Hace unos días oía en la radio que España se incorporaba al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) un año antes de la fecha prevista. Y lo que en principio se vende como un avance positivo (homologación de títulos, apertura a la Universidades europeas) no sé por qué yo no termino de verlo aún.

Y es que para analizarlo debo recurrir a mis recuerdos y a mis sentimientos. En 1975 mi famila se trasladó de Jaén a Granada. La idea de mis padres era dar estudios superiores a todos sus hijos. Eso en Jaén no era posible entonces. Pero lo consiguieron: los nueve hermanos estudiamos en la Universidad, en mayor o menor medida, con becas, con esfuerzos, con el sólo sueldo de mi padre y la prodigiosa magia de mi madre, lo conseguimos.

Yo no sé si eso, estudiar donde vive tu familia, desarrollarte en una universidad cercana, es hoy posible. Siguiendo otros ejemplos el país se ha ido llenando de Universidades, Escuelas, ofertas educativas diversas, y sin embargo cada vez es más difícil que nuestros hijos elijan la carrera soñada, que estudien en su realidad cercana, que aporten algo a su propia cultura o sociedad. Lo más normal es que deban coger su maleta y encaminarse más cerca o más lejos, a otra ciudad y posiblemente a otra carrera.

Será que veinticinco años en las islas me han hecho un poco isleño, y de alguna manera yo me extraño al oirme decir esto, pero yo no termino de verle ventajas al EEES.

Como cuando nos pasamos al euro no nos subieron el sueldo, ahora tampoco creo que vayan a modernizar nuestras universidades, ni ampliar sus instalaciones, ni abaratar nuestra Educación Superior. Más bien nos dirán que nuestros hijos pueden ahora estudiar en Lovaina o Edimburgo, o que deberán recibir sus clases en perfecto inglés, italiano o francés, o que estos estudios se cursarán en tal o cual país...

A mí me gustaría que las Universidades, que nacieron con la vocación de ofrecer la universalidad de los saberes, enriqueciendo así la cultura y el arte de donde fueron creadas, no se convirtieran únicamente en el centro expedidor-recaudador de títulos-créditos que facultan en cualquier lugar para ... no se sabe qué.

A mí me gustaría que mis hijos de 4 y 5 años, que son de Las Palmas, estudiasen en una Universidad en Las Palmas, aportasen cosas a la vida cultural canaria, y cuando ellos quisiesen, en libertad, y no forzados por las circunstancias, compartiesen con europeos, neozelandeses o chinos, su realidad, sus opiniones y su sabiduría.

Pero bueno, yo ya les dije que iba a hablar de mis recuerdos y de mis sentimientos...

etiquetas technorati:, ,

0 comentarios: