miércoles, 12 de septiembre de 2007

¿Sueñan nuestros jurados con Ferraris eléctricos? (Schumacher - premio Príncipe de Asturias)

Parece que Michael Schumacher (puede que me olvide alguna consonante) va a recibir el premio Principe de Asturias del... deporte (porque podía haber sido de la concordia, o de cooperación internacional, que nunca se sabe).

Hace dos años lo recibió Fernando Alonso, que yo creí que era por ser asturiano, pero no, así que puede que en otros dos años sea Lewis Hamilton...o Raikonnen.


Yo no es que crea mucho en los premios, y en los Príncipe de Asturias, menos (en los premios, oigan, que luego me secuestran el blog ;-)).


De hecho, iba yo a titular algo así como "los últimos premios hippies", no sólo por el premio de las Artes a Bob Dylan, sino porque son tan, tan de buen rollo, que lo mismo le dan el premio de la concordia a J.K.Rowling (la de Harry Potter) en 2003, que a Stephen Hawking en 1989, o a la Real Academia de la Lengua en el 2000, o el de las Letras 1991 se lo dan a todo el pueblo de Puerto Rico, el de Ciencias Sociales 2000 al cardenal Martini (no, el de los anuncios, no), el de Cooperación Internacional 2006 a Bill y Melinda Gates, (debió ser porque el de la Concordia 2006 se lo dieron a ...Unicef, ¿se les trastocaron?).

El de este año de Cooperación Internacional se lo darán a Al Gore (¿qué millonario escogerán el año que viene?). El de la Concordia no me pregunten, que no se sabe aún.

Pero, volviendo al deporte... si revisan la lista de deportistas encontrarán, entre otros: tres corredores de 1500 m. (Coe, El Guerrouj, Boulmerka), tres tenistas femeninas (Navratilova; Sánchez Vicario y Graf), ciclistas (Induráin, Armstrong,el Tour de Francia), y ahora dos pilotos (Alonso, Schumaker).

¿Podría ser ésta una lista representativa del deporte mundial? si no fuera por los premios a los equipos de fútbol de Brasil y de España de baloncesto, diríamos que el deporte que se realiza en el mundo es individual, y eso por no entrar en profundidad en el espinoso asunto de si el automovilismo es en sí un deporte, o una especie de super-ajedrez regulado, financiado y realizado a 300 km por hora, con miles de anuncios tatuados en el circuito, en los coches y en los propios "deportistas".

No discuto el valor humano de los premiados/as, pero sí el mérito representativo de estos (y de otros) premios. Porque además éstos llevan 26 años concediéndose. ¿Qué mensaje quieren darnos los jurados? ¿Necesitan los premiados estos premios? ¿o son los premios los que los necesitan a ellos?

Así que ya saben, si se quieren entretener:
Premios Príncipe de Asturias

0 comentarios: