martes, 4 de septiembre de 2007

El manifiesto de 500.000 euros


Sin haberla traducido ni leído al completo aún, me encontré hoy en un artículo de Le Monde, que M. Sarkozy, presidente de la III República francesa, enviará una carta-manifiesto de 32 páginas a los 850.000 enseñantes franceses, que costará unos 500.000 euros.

¿Y de dónde se sacará ese dinero? creo saberlo. (lean dos párrafos más abajo).

Valorando que el señor Sarkozy, aparte de veranear mientras otros hacían que sus fotos escondieran digitalmente sus michelines, (
¡qué invento! ahora mismo me pongo a retocar las mías de este verano) haya dispuesto también de tiempo para encargar, supervisar, firmar e incluso leer algo sobre la Educación. Porque, aunque sabido es que el papel todo lo aguanta, las buenas palabras siempre son de agradecer, y es bueno pensar y hablar (¿o avisar?) antes de actuar.

Y es que, si uno/a lee más noticias francesas sobre educación, descubrirán que serán 11.200 los enseñantes (¿recibirán ellos entonces la carta?) que podrían perder sus puestos de trabajo, pero no crean que se deba al descenso demográfico, sino que parece que M. Sarkozy y sus asesores estiman que el horario escolar francés es excesivo, así que la reducción de una, dos, tres horas llevará a la reducción de ... profesorado. Habrá que desear que estos colegas encuentren un trabajo mejor, más valorado y mejor pagado. Y que el resto del ahorro se emplee en plantar árboles u otras medidas positivas.

Me gustaria confiar también en que las siguientes medidas fueran algo más ... sutiles, o pedagógicas, y que el efecto real fuese una mejora efectiva de la educación francesa y por ende, de la europea. Y es que un manifiesto debería implicar un compromiso, y un compromiso, una responsabilidad.

Pero un pálpito me hace temer que, siendo como somos, tan propensos por aquí a copiar lo francés (moda, aristocracia, edificios singulares, parques temáticos, reformas educativas, ...) cualquier día pueda encontrar en mi buzón una carta del presidente (o de la consejera de Educación) de 32 páginas. Esperemos que no vaya entonces acompañada de otra del ministro (o consejero) de Economía...

Espero equivocarme.

0 comentarios: