lunes, 6 de agosto de 2007

Mis cinco Macs (que en realidad son siete) -(y 2)

Una fallida operación en eBay me hizo perder un portátil Powerbook 1400. Lo pararon en aduana. Lo devolvieron a Estados Unidos. Un desastre. Sería por eso, o las casualidades pero fue en Granada también, y ya en 2002, cuando compré de segunda mano mi primer pórtátil Mac, un PowerBook 1400C, que miren por dónde, ya venía "tuneado". Llevaba un procesador G3 250 mhz y 64 mb de RAM. Eso sí, la batería estaba muerta. Pero, enchufado, una máquina.


Por entonces había pasado la moda Apple de colorines y el Mac Os X ya llevaba dos años de vida. Pero el salto ya era suficiente para mí. No tenía USB, pero podía adaptarle una tarjeta de red, un lector de tarjetas flash y hasta una grabadora de CDs, SCSI, claro.

Los siguientes años seguí comprando portátiles Mac de segunda mano.
Dos Powerbook G3 Lombard, uno de 333 mhz, que no leía DVD, y el de 400 mhz, que sí. Ya traían el Mac OS X 10.1.

No figuran entre la lista de cinco, pero sí que están entre mi torre de cinco portátiles y fueron los que me fueron descubriendo el nuevo sistema Mac, sus nuevos programas y nuevas posibilidades de conexión.


Luego, en 2005, desde Irlanda y por eBay vino el Powerbook G3 Pismo a 400 mhz, pero más rápido y con Firewire. Con él dí el salto al Mac OS 10.3 Jaguar. Le amplié la memoria, le amplié el disco duro, y dejé de sufrir algo con la velocidad.


Con el Mac X e Internet descubrí los foros y las listas de usuarios Mac (LSPM, GumCanarias, GumMálaga, GumSevilla). Esas personas que, fuera de su tiempo, te ayudan con el sistema, te aclaran una duda, te avisan de novedades. A veces bastaba recordar un mensaje para encontrar la solución a un problema. Y las web dedicadas al Mac (Macuarium, MacWorld, otras muchas). Por fin podía uno leer, y en español, reseñas o tutoriales de programas o de trucos útiles.


Mi penúltima adquisición, y el más actual de mis Macs, es este iMac Intel Core Duo. Desde él escribo. Con él di el salto a Mac Os Tiger 10.4, y a los procesadores más actuales. Varios programas abiertos al mismo tiempo. Se acabó el irme a tomar un café. o a cenar mientras codificaba una película o grababa un DVD. Además podía actualizar mis programas sin leer la letra pequeña. Y compartir los trucos de los foros.

Y encima es bonito, funcional y práctico. ¿Qué más se puede pedir? ... Vale, vale, se pueden pedir muchas más cosas, pero a mí me vale. (Claro, es de 17 pulgadas. De los que van a retirar... si es que yo tengo un vista ...digo, una vista... pero es que, como mi despacho es pequeño, tres pulgadas más se notan, eh!)

¿Pero creen que la historia se acaba aquí?
Si han llegado hasta aquí (muchas gracias) y han ido contando, verán que falta uno:

Y es que no hay cuatro sin cinco. En eBay vi un hermoso PowerBook Titanium por 300 euritos, y no pude resistirme. Un G4 a 800 mhz, planito, gris metalizado, con la manzanita al derecho,... Y aquí está. Sí, un poco desconchadito, pero bueno, es silencioso, cómodo, razonablemente rápido y fácil de usar. Un Mac, en suma. Casi nada.



¿Será éste mi último Mac?

¿qué me dicen de los iPod? ¿y el Mac Os Leopard? ¿los nuevos iMac? ¿el MacBook Santa Rosa? ¿el iPhone?

Bueno, nadie es perfecto... y mi cumpleaños es en noviembre...