miércoles, 13 de junio de 2007

Tiempos de memes y memeces

Aclaración: el emparejamiento de memes y memeces es meramente sonoro. Por si no lo saben, a mí me gusta relacionar palabras, a veces de sentido contrario, pese a su semejanza.

Y he de empezar reconociendo mi propia memez, pues en mi ignorancia he tenido que buscar el significado del neologismo meme en la enciclopedia (en el diccionario de la RAE no figura aún) que el País me regaló por participar en el País de los Estudiantes. (Aún no me acostumbro a recurrir inicialmente a la Wikipedia, cosas del viejo afecto a los libros). Parece ser que ambas son unidades simples, pero mientras que la primera maneja información cultural, la segunda suele estar vacía de contenido.

Pues bien, de cara al encuentro de Edublogs 2007 a celebrar en Ayerbe circula por la blogosfera un meme, que dice así:

"Imagina que tienes un colega que imparte tu misma asignatura y quiere incorporar las TIC en su asignatura para el curso que viene. Viene a tí, ya que le suena que tú tienes un blog y enredas con estas cosillas, en busca de consejo. ¿Qué le dirías? ¿Cuáles serían las claves para que tu compañero tuviese éxito en esta tarea?"

Mal estaría que yo contestase a tales preguntas sin invitación, pero sí que es cierto que preguntas semejantes me las hago en mi centro a menudo, y resultan tan difíciles de responder como al tratar de alumnos y TICs. Y es que esto de las TICs (yo les pongo s, que son muchas) es tan variable como el ADN.

Por ejemplo, inmerso yo en la memez de buscar para un concurso la documentación de lo que hice en Informática los últimos quince años, descubro que apenas tengo nada certificado. Todo lo que aprendí, lo poco o mucho que sé (manejo de sistemas operativos, programas de textos, de edición, de comunicaciones) raramente figura en algún papel. Lo que manejo ahora (blogs, plataforma moodle, webs con joomla o Spip, Flickr, recursos web 2.0, Mac OS X) menos aún. Horas y horas delante del ordenador durante años y resulta que soy un "sin papeles" informático.

Así que supongo que lo primero que tendría que averiguar antes de responder sería en qué punto se encuentra ese compañero/a, qué interés tiene, de cuanto tiempo dispone, y qué quiere conseguir. (¡Vaya, ya respondí al meme...! disculpen).

Otras memeces:

En estos finales de curso, aparte de las simplezas curriculares (ya comentadas en el post anterior) parece que esta LOE nos regalará simplezas evaluadoras o promocionales, al parecer sustituyendo valoraciones unipersonales por valoraciones votadas, que ya existían, antes que colegiadas o consensuadas.

No quisiera yo caer también en la simpleza de generalizar aplicando esta o aquella opinión sobre un particular tan complejo como la evaluación, en la que muchas personas, docentes, alumnos y padres incluidos, creen ver nuestra misión más importante. Aquí se educa para la nota y la nota es lo que vale (¿ven? ¡ ya estoy simplificando...!!).

Y respecto a las votaciones, pues ¿Qué quieren que les diga? cuando uno lee en el blog de Montse (no se pierdan la canción de Serrat, todo un curso de educación para cierta ciudadanía) y en el de Ramón Castro situaciones que le suenan conocidas, no puede más que pensar en la falta de historia, cultura y práctica democrática que arrastramos, toleramos y aguantamos cada día.

¿Conseguirá cambiar esto la señora ministra obligando a cursar Educación para la Ciudadanía para obtener un título académico? No sé, a mi me obligaron a cursar FEN y a conocer las leyes fundamentales del reino, y quizás por eso soy algo escéptico ...

Y mientras tanto, alejándose de lo simple, algunas web nos invitan a reflexionar en cómo reducir las clases teóricas (Angel Fidalgo) , buscar nuevas metodologías o reflexionar sobre la calidad educativa en la educación preuniversitaria (Juan José de Haro).

Pero nuestras consejerías, inspecciones y subdirecciones nos pedirán en estas fechas memorias, formularios, impresos y certificados compulsados, o nos remitirán sabrosos y elaborados correos, modelos y circulares.

¿memes?
"¿control? ...memeces?" nos cantaba Rosendo...

No encontré esa canción en Youtube, pero les dejo ésta, que tampoco está mal, (el ambiente de los primeros minutos, pese a los cambios tecnológicos, les sonará) :

agradecido




2 comentarios:

Olga dijo...

Magnífico artículo, Pedro, de lo mejor que he leído últimamente.
Ya me había llegado a mí el meme ese, que pensaba relanzarte, pero me abstendré de momento, aunque...
En fin, no perdamos las ganas de buscar, contrastar y reflexionar, que eso es en mi opinión la verdadera evaluación. No cantar notas con cantos de sirenas, por cuyo ensalmo muchos alumnos acaban naufragando.
¿Tendremos por ahí algún correo de nuestra Consejería, que reúna la misma cantidad de brillantes sandeces que el ejemplo que enlazas vía Carlos Cabanillas...?

Angel dijo...

Hola Pedro, has resumido en un post lo que podría ser todo un Blog, te felicito.

Creo que somos muchas las personas que nos centramos en lo que hacemos, y como lo hacemos de forma vocacional no nos preocupamos por dejar rastro de lo que hemos hecho.

En principio esto no me preocupaba pero ahora si; te imaginas que por fin "desde las altas instancias" se facilitara aplicar innovación educativa, seguramente saldrían muchas personas que nunca han aplicado innovación educativa con un curriculum impresionante.

Esa es una de las razones por las que me gusta el blog, dejas rastro de tus reflexiones y opiniones, y en algunos casos son muy buenas. Como tu post.