domingo, 6 de mayo de 2007

¿Nuevo Bachillerato?

(...) Nadie echa tampoco vino nuevo en odres viejos; de otro modo, el vino reventaría los odres y se echaría a perder tanto el vino como los odres; sino que el vino nuevo, en odres nuevos (Marcos, 2, 22-23).


Me llega a traves de la Brújula, la campaña que, desde Boulé y Libro de Notas, se está haciendo por un , dicen, "Nuevo Bachillerato".


Ya de por sí Bachillerato es palabra bien antigua, de raices latinas. Transcribo de esta página chilena de Etimologías:

BACHILLER

En la Edad Media, cuando alguien finalizaba los estudios se le coronaba de laurel, pero con un laurel que tuviera sus frutos, para simbolizar que había cuajado el fruto del estudio y el afán de aprender. Por eso se le llamaba "laureado con baya" que en latín era "baccalaureatus".


Pero lo nuevo vende, y vende bien. Basta cambiar la pintura, algún detalle, el formato, y nos venden lo viejo como nuevo, generalmente a mayor de precio (¡es nuevo!, te dicen).


Miedo me da cuando nos piden un "Nuevo Bachillerato", desde premisas como la ortografía, el abandono y las actitudes inadecuadas, por no hablar de "la identidad propia"(¿?).

Eso sí, categorizando las asignaturas en obligatorias, de modalidad y optativas, sin olvidar, claro, las asignaturas llamadas instrumentales, o fundamentales, que yo suelo llamar "fundamentalistas".
No encuentro nada nuevo en este Manifiesto, que ni siquiera nos deja opinar u aportar cosas. O te adhieres y lo difundes, o pasas, como si de la buena nueva se tratase.

Les recomiendo leer el libro de Elliot W. Eisner "procesos cognitivos y curriculum" (Ed.Martínez Roca), que analiza, entre otras cosas, los efectos del "retorno a lo básico" (matemáticas y lengua -inglés no les hace falta ;)- y poco más) en las escuelas norteamericanas.
Si aquí en España disponemos hoy de diez años (13 con la Educación Infantil) para enseñar estas materias instrumentales,.. ¿no será mejor, por una ... vez, dejar de pensar en el alumnado del siglo XX (o XIX), para empezar a pensar en el alumnado del siglo XXI?

Quede claro que yo pido un nuevo bachillerato, como también una nueva ESO, una nueva primaria y una nueva Universidad, pero desde la perspectiva de nuestra época y nuestros alumnos, no desde el mantenimiento de estructuras medievales en actitudes y conocimientos.


Y ahora que leo que Sarkozy (a mí me suena a enfermedad) , candidato a presidente en Francia, promete enterrar el Mayo del 68, yo me permito recordar que debajo del asfalto, aquí, en Las Palmas de Gran Canaria, había playas y barcos de pesca. ¿Qué hay debajo del de ustedes?

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
P.S.

No suelo añadir nada a mis entradas una vez consigo terminarlas (llevo sólo 25, soy bastante novato en bloguerías). A veces corrijo algo una redacción algo confusa, o alguna palabra descolocada, pero poco más.

Sin embargo, la magia de los Blogs (¡gracias, Montse!) hace que encontremos algunas joyas donde ves escrito lo que tú no fuiste capaz de expresar. No dejen de leer lo que escriben Boris Mir sobre el nuevo bachillerato y Montse Pedroche en Ampliemos el Bachillerato sin recortar la ESO . En otro registro, también interesante, escribe Mariano Fdez. Enguita en Defensa del cero. No cabe duda que veremos, en esta fiebre de reformas-maquillaje, medidas eufemísticas como la desaparición del cero y otras que no me atrevo a susurrar, no sea que las escuchen y estimen conveniente incluirlas.

Tan sólo terminar (espero) tras leer a Boris, matizando algo mi ... contundencia, fruto quizás de la escritura apresurada, o de mis 18 años de trabajo entre reformas más o menos "milagrosas". No me desdigo de lo escrito, pues al fin y al cabo, lo bueno de los blogs es que nos permiten mostrar y compartir nuestras opiniones, más o menos acertadas, pero sí que añado mi respeto y admiración por tod@s aquell@s que buscan soluciones y que se manifiestan en cualquier sentido sobre lo que hacen. Por desgracia, creo, un manifiesto, un libro de firmas, o una reforma consensuada para contentar a todos no suele ser la mejor solución para un edificio avejentado. Aunque sí podría ser un buen principio.

Saludos.

1 comentarios:

Montse dijo...

¡Excelente post! Comparto tus argumentos. Un saludo, Montse